Los directores tendrán más autonomía para cubrir las bajas de los profesores

  • Educación desarrolla una experiencia piloto que se aplicará en las provincias andaluzas

Comenzaron las clases y sobre un 20% de las plazas docentes estaban sin cubrir como ya denunciaron en varias ocasiones los sindicatos. Profesores de apoyo a pleno rendimiento, grupos unidos en el salón de actos y equipos directivos haciendo malabares para tapar los huecos fueron las situaciones que un buen número de centros soportaron a principios de curso, tanto en Primaria como en Secundaria y Bachillerato. Mientras, la maquinaria de sustitución echaba humo para atender toda la demanda. Pero el sistema es complejo y desde la Consejería se está desarrollando una experiencia piloto para que los directores de los colegios andaluces tengan más autonomía a la hora de sustituir a aquellos docentes que faltan de sus puestos.

Aunque aún se sabe poco de la medida y no se conoce en los colegios o institutos malagueños en los que se pondrá en práctica, el delegado de Educación destacó ayer que "los propios directores tendrán un presupuesto virtual para que ellos mismos puedan gestionar las bajas de su centro". De esta manera, según Antonio Escámez, se podrían agilizar los trámites de un sistema que es "complejo y garantista". "La bolsa del profesorado es regional y hay que llamar en función de la lista y puede que a quien le toque sea de otra provincia y no le interese aceptar la sustitución, entonces hay que llamar al siguiente y esperar que se persone en el centro", explica el delegado de Educación.

No obstante, Escámez asegura que los alumnos siempre están atendidos en los centros por los profesores de guardia y otras suplencias temporales. Lo que sí se ha detectado desde la delegación de Educación que este años el número de mujeres embarazadas que cuentan con una baja médica es mayor al de otros años, por lo que las previsiones "se nos han descuadrado un poco", sostiene Escámez.

Según un informe que hizo público UGT el jueves, el 30% de los maestros que consiguieron plaza en la última oposición no tuvieron al inicio de curso destino en su especialidad y tuvieron que ser recolocados. El estudio también precisa que al inicio de curso el 7% del profesorado estaba de baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios