Más de 100 discapacitados pueden perder su empleo por el impago de la Junta

  • La Administración autonómica debe pagos a los centros especiales de empleo desde septiembre de 2011, lo que amenaza su subsistencia

Comentarios 1

El trabajo de más de un centenar de personas con discapacidad está en peligro. La razón es la asfixia económica que sufren los centros especiales de empleo como consecuencia de los impagos de la Junta de Andalucía. En la provincia, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo les debe desde septiembre de 2011. Estos centros fueron creados para ofrecer oportunidades laborales a personas con discapacidad intelectual, física o sensorial. Al menos el 75% de su personal debe ser discapacitado. Estas personas están exentas de cotizar a la Seguridad Social y cobran el salario mínimo interprofesional. La mitad de ese sueldo se paga con subvenciones de la Consejería de Empleo.

Pero la Administración autonómica no abona ese dinero desde septiembre de 2011, lo que asfixia a los centros especiales de empleo y los pone al borde del cierre. Aspromanis Servicios es un ejemplo. La entidad da empleo a 17 personas con discapacidad. La Consejería le adeuda casi 100.000 euros. A saber, el cuatro trimestre de 2011, todo 2012 y lo que va de 2013. "Por el impago de la Junta, un negocio viable se va a transformar en inviable y se está poniendo en riesgo el empleo de personas con discapacidad", dice Alfonso Rubio, presidente de Aspromanis.

Hasta ahora, el centro especial de empleo ha subsistido mediante préstamos avalados por su entidad madre -Aspromanis- que tiene una residencia para discapacitados gravemente afectados y a la que la Consejería de Bienestar Social adeuda un millón de euros por las plazas concertadas. "La Junta lleva 16 meses sin pagar lo que por ley tiene que pagar. Cada vez estamos con el agua más al cuello", indicó Rubio.

Otras entidades sufren la misma asfixia económica. De hecho, como al situación es en toda Andalucía, la Confederación Andaluza de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (Feaps) ha constituido un comité de crisis y ha pedido una reunión con la consejera de Presidencia, Susana Díaz.

La Asociación de Discapacitados Psíquicos de Antequera (Adipa) también denuncia el retraso en los pagos de la Junta. Empleo le adeuda, desde septiembre de 2011, más de 237.000 euros. Una cifra a la que se añade la deuda de 490.000 euros de la Consejería de Bienestar Social por las plazas concertadas. "No sabemos hasta cuándo podremos aguantar. Pero si esta situación continúa tendremos que suprimir puestos de trabajo", advirtió Diego González, gerente de Adipa.

Sobre la deuda con Aspromanis, Empleo apuntó que estaba pendiente de un requerimiento hecho a la empresa para que completara cierto papeleo, que éste fue contestado el miércoles y que ayer se iniciaron los trámites para el pago del tercer trimestre de 2011. En cuanto a la deuda con Adipa, la Delegación indicó que también se ha puesto en marcha ya la liquidación de casi 58.000 euros correspondientes al último trimestre de 2011.

Sobre la deuda de Salud y Bienestar Social, esta Consejería resaltó que mientras en otras comunidades se recorta en servicios sociales, en Andalucía se está haciendo un "tremendo esfuerzo" por mantenerlos pese al "desmantelamiento progresivo y la derogación velada" de la Ley de Dependencia por parte del Gobierno. Los retrasos, insiste Bienestar Social, se deben a los recortes del ejecutivo de Rajoy que ha recortado a Andalucía desde inicios de 2012 un total de 214 millones para dependencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios