La discoteca que triplicó el aforo, investigada por una presunta estafa

  • La Policía tomará declaración a los afectados

  • Se vendieron 700 entradas de más

La discoteca del centro que durante la madrugada del jueves al viernes de la semana pasada triplicó el aforo en una fiesta universitaria está siendo investigada por si los responsables hubieran incurrido en un delito de estafa tras haber vendido un millar de entradas cuando el local solo tiene permiso para albergar a unas 300 personas. La Policía Nacional, según informó, encontró a su llegada a multitud de jóvenes "hacinados y sin apenas espacio para moverse" en el interior, por lo que procedió a su desalojo "para prevenir posibles situaciones de riesgo". Los agentes del grupo de Fraude que se han hecho cargo del caso tienen previsto tomar declaración a partir de la próxima semana a los perjudicados, en su mayoría estudiantes, algunos de los cuales se encuentran de vacaciones fuera de Málaga con motivo de la Semana Santa. Así, se mantienen dos vías abiertas. Por un lado, la penal, por presunto fraude al haber distribuido más entradas de las que se permitía, mientras que la otra se basa en la incoación de un expediente por triplicar el aforo.

Varios jóvenes que asistieron esa noche a la discoteca Andén, parte de cuyas entradas fueron vendidas por estudiantes de Medicina para costearse el viaje de estudios, relataron a través de las redes sociales la situación de riesgo que se vivió en los aledaños del local, cuando sobre las 3:00 se agolparon jóvenes que pretendían acceder a la discoteca, con los que la abandonaban. "Una vez que salimos a la Plaza de Uncibay había mucha gente intentando entrar, algunos con entrada y otros sin ella, y nos fue imposible volver", narraba Rocío, una joven que compró la entrada a través de un alumno de Medicina. "Había empujones y mucha gente avanzando, eso era peligroso", comentó esta alumna. Justo en ese momento llegó la Policía Local, a la que se unieron los agentes que ya intervenían y procedieron a desalojar el local. Asimismo, se levantó un acta de denuncia por posible infracción a la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de Seguridad Ciudadana. Los afectados pueden dirigirse a malaga.jefegrupodeco2@policia.es o acudir a dependencias policiales para denunciar los hechos. Además de las más de 900 entradas que habrían sido facilitadas por los responsables de la sala de baile, en taquilla se habrían distribuido de manera directa otras 500 aproximadamente. Este periódico intentó sin éxito recabar la versión de los propietarios de la discoteca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios