Los distribuidores vuelven a denunciar las dificultades del reparto en el Centro histórico

  • Dicen que muchos hosteleros no quieren recibir los productos antes de las 11:00, hora tope para estar dentro de la 'almendra'

Imagen de archivo de varios camiones de reparto junto a la Catedral. Imagen de archivo de varios camiones de reparto junto a la Catedral.

Imagen de archivo de varios camiones de reparto junto a la Catedral.

Los problemas con los que se vienen enfrentando desde hace años las empresas de distribución desde que se blindó el acceso en coche a la almendra del Centro histórico siguen saliendo a relucir. Tras la negociación y el acuerdo para la puesta en marcha de un plan que acotaba la presencia de los camiones y furgonetas entre las 07:00 y las 11:00, los empresarios del sector ponen ahora en cuestión el papel de muchos hosteleros de la zona y su negativa a recepcionar la mercancía dentro de este horario.

Según el gerente de la Asociación de Distribuidores de Alimentos, Bebidas y Suministros de Hostelería (Adisabes), José Villodres, esta supuesta resistencia a ajustarse a los horarios de reparto vigentes obliga a muchos transportistas a superarlo o a dejar el coche en zonas que no están habilitadas para carga y descargada, arriesgándose a ser multados por la Policía Local. A modo de ejemplo, dijo que la pasada semana una empresa fue objeto de 17 sanciones por estos motivos.

"Llevamos más de cinco años pidiéndoles que nos dejen a alguien en los establecimientos para que recepcionen esa mercancía", aseguró Villodres, quien cuestionó el papel que en este asunto está jugando el área de Comercio. "Lo que nos dicen desde el área es que ellos no pueden hacer nada para obligar a los hosteleros que cumplan los horarios", expuso. Por este motivo, solicitó la intervención del alcalde, Francisco de la Torre, para que en el marco de una reunión en la que también esté presente Movilidad y la asociación e distribuidores, "ponga pie en pared y exija a Comercio que tome cartas en el asunto.

Según Villodres, que ayer puso de manifiesto este asunto en el marco de la Comisión de Ordenación del Territorio y Movilidad, la planificación acordada con el Ayuntamiento hace ya varios años fijaba la reserva de espacios en las calles Císter, Molina Lario y Méndez Núñez para, entre las 07:00 y las 11:00, poder realizar la tarea de distribución. A partir de esa hora, los vehículos están obligados a abandonar la almendra y a continuar el trabajo desde los puntos habilitados de carga y descarga.

El presidente del colectivo de hosteleros, Mahos, Jesús Sánchez, discrepó de la interpretación realizada por Villodres. "Los restaurantes del centro y las cafeterías como muy tarde están a las 11:00 en su sitio", expuso, incidiendo en que en el supuesto de que todos los establecimientos estuviesen operativos a las 09:00 "sería materialmente imposible que las zonas habilitadas para la carga y descarga pudiese acoger el número de camiones que serían necesarios para el reparto". Un extremo en el que coincidió Villodres. "El problema no está en los distribuidores ni en la hostelería, sino en que no hay suficientes plazas de carga y descarga; la infraestructura que tiene el Centro es deficitaria en relación al número de negocios que hay", añadió Sánchez. Durante la comisión, la concejala de Movilidad, Elvira Maeso, mostró su acuerdo con la necesidad de resolver este problema e informó de que su departamento mantienen conversaciones con la Concejalía de Reactivación Económica "porque creemos que es el que debe regular el horario de recepción de mercancías". El debate fue propiciado por una moción de Ciudadanos, cuyo viceportavoz, Alejandro Carballo, rechazó que "paguen los platos rotos" los profesionales del sector de la distribución. La iniciativa fuerza al equipo de gobierno del PP a realizar un plan de acción para solucionar estos problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios