La doble discriminación de la mujer discapacitada

La mujer discapacitada sufre una doble discriminación. Como mujer y como discapacitada. Ayer se presentó un informe que incluye numerosos datos sobre el colectivo. Por ejemplo, que el analfabetismo total afecta al 10% de estas personas, que el analfabetismo funcional llega al 30% y que solo el 11% alcanza una diplomatura o licenciatura. El estudio fue hecho por la Federación de Asociaciones para la Promoción de la Mujer con Discapacidad Luna en base a 3.343 entrevistas.

El trabajo refleja que lejos de ser personas dependientes, el 60% tiene una o más personas a su cargo. El 74% de las entrevistadas tiene ingresos propios derivados de sueldos o pensiones, pero en dos de cada tres casos esas remuneraciones son inferiores al salario mínimo interprofesional. Además, de las discapacitadas con empleo, el 26% trabaja sin contrato.

Entre el colectivo, la sexualidad sigue siendo tabú. Las mujeres denuncian que se les considera asexuadas, aunque dos de cada tres son sexualmente activas. "Llama la atención que siete de cada diez mujeres con discapacidad física no ha acudido nunca a una consulta ginecológica", indica el informe. Además, precisa que el 62% no se ha realizado jamás una mamografía. También se apunta que casi nueve de cada diez (87%) en algún momento de su vida "ha sentido su intimidad vulnerada por el sistema de salud".

Su vida social está limitada por la discapacidad y por los roles de género. No obstante, más de la mitad (57%) participa en organizaciones sociales, pero solo el 40% de los puestos directivos recae en mujeres discapacitadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios