"Este es el documento de todos para construir la universidad en la que creemos", dice el rector

Un documento que habla de la capacidad de consenso, de la madurez de la institución y que sirve de ejemplo de diálogo y acuerdo para la sociedad actual. Así lo consideró ayer el rector José Ángel Narváez en su intervención dirigida al claustro, poco antes de la votación de la reforma estatutaria. "Estoy convencido de que es el documento de todos para construir la universidad en la que todos creemos", resumió al final de su intervención. Antes apuntó novedades que, a su juicio, van a conformar un avance fundamental en el sistema universitario. "Hemos cambiado también aspectos de la docencia y la formación, hemos garantizado la formación en igualdad de género, en emprendimiento, en formación en valores sociales y éticos, aspectos que las universidades públicas hemos abandonado y tenemos que recuperar porque es nuestra seña de identidad, tenemos que formar no sólo buenos profesionales sino también buenos ciudadanos", dijo Narváez.

Igualmente destacó que se han modificado algunos aspectos para disminuir la burocracia y la carga de trabajo de los profesores y señaló que "hemos reforzado la estrategia de investigación, de internacionalización y hemos cambiado la estrategia de la gestión económica". En suma, agregó, "hemos intentado hacer un documento que sirva no sólo para que esta universidad sea más transparente, más justa, con una formación mejor y un trabajo más eficaz, si no también diseñar una universidad más sostenible". Para José Ángel Narváez, con estas herramientas que se aprobaron ayer por el claustro "podremos construir una universidad que va a aguantar, una universidad pública que va a ser fuerte, que va a seguir sirviendo a la sociedad". Pero para que esto sea una realidad, como destacó José Ignacio Rivas, del grupo Pablo Freire, tendrá que venir acompañado de "un adecuado desarrollo normativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios