El dueño mayoritario de La Equitativa baraja un hotel de 4 ó 5 estrellas

  • Representantes de Key International tienen la primera reunión con Urbanismo

  • El uso hotelero es uno de los autorizados

Vista de la torre del edificio de La Equitativa. Vista de la torre del edificio de La Equitativa.

Vista de la torre del edificio de La Equitativa.

La reconversión del edificio de La Equitativa en hotel de cuatro o cinco estrellas. Esta parece ser el desarrollo inmobiliario contemplado por el grupo inversor con sede en Miami, Key International, que hace apenas unas semanas cerró la compra del 60% de la propiedad del inmueble a la firma Rubcapel. A la espera de que oficialmente exista una propuesta formal por parte de la entidad adquiriente, fuentes conocedoras de la operación apuntaron que la idea que toma fuerza es la de destinar la torre, así como la mayor parte de las plantas del cuerpo central, a hotel, mientras que el basamento y el primero de los niveles del inmueble se destinarían a uso comercial.

De acuerdo el planeamiento urbanístico vigente, la apuesta por un establecimiento hotelero se adecua a la normativa, lo que evitaría tener que acudir a una modificación de usos. A este se añade el residencial, que es el que ha tenido La Equitativa en las últimas décadas. Sea como fuera, el desarrollo final no dependerá exclusivamente de Key International, puesto que, a día de hoy, comparte la propiedad con la empresa Ingomar (vinculada al grupo Piscis), que posee un 30%, y con un grupo de minoritarios que tiene en sus manos un 10%.

Pomares cree que, más allá del destino, lo importante es que el edificio "tenga vida"

Según las fuentes consultadas, la pretensión de los nuevos dueños mayoritarios es la de hacerse con ese 10% de los de minoritarios, lo que allanaría el proyecto futuro. Se da además la circunstancia de que Ingomar dispone del derecho de tanteo ante una operación de venta por parte de Rubcapel. Si bien no existe confirmación oficial, las fuentes pusieron en duda que la empresa haya ejercido o pretenda ejercer esa prerrogativa. La implicación de varios propietarios fuerza a que la actuación final tenga que ser unitaria.

Precisamente, ayer representantes del nuevo propietario mayoritario mantuvieron una primera toma de contacto con los técnicos de la Gerencia de Urbanismo. Esta reunión fue confirmada por el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, quien señaló que de las conversaciones no se saca en claro el fin que quieren darle. "Están decidiendo qué van a hacer, querían darse a conocer y le hemos dicho que cuando tengan algo que vengan para ir trabajando con ellos", expuso el edil, que apuntó que se han interesado por los tiempos de tramitación, los procedimientos.

Preguntado por qué proyecto interesa más al Ayuntamiento, fue contundente: "lo que queremos es que tenga vida ese edificio, lo peor es que no tenga uso". "En el uso no me voy a meter. Si es hotel, genial porque sabemos las necesidades de plazas hoteleras, y si es vivienda, igual. Lo importante es que se haga algo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios