Los dueños de casas vacacionales piden una regulación con garantías

Una regulación "acorde" a la realidad del sector y "con garantías" de calidad. Eso es lo que los propietarios de apartamentos turísticos vacacionales reclaman a la Junta de Andalucía, según insistió ayer el secretario de la Asociación de Viviendas Vacacionales de Andalucía (Apartsur), Carlos Pérez-Lanzac. Así, aseguró que el borrador del decreto ley en el que trabajaba el Gobierno andaluz "no convence" al existir en él "puntos que dejan ambigüedad" y que vuelven a "crear una situación de conflicto".

Entre estos aspectos, señaló el hecho de que si un particular posee más de una vivienda en un radio de un kilómetro, éstas se verían obligadas a cumplir las mismas normas de acondicionamiento que se aplican a otros establecimientos turísticos, lo que, aseguró, "es imposible de cumplir en la mayoría de centros históricos", y además, "hace que se pierda la sensación de hogar".

Por ello, el representante de Apartsur pidió "empezar de cero" con la elaboración de esta norma. En este punto, Pérez-Lanzac recordó que la actividad de los apartamentos vacacionales no es ilegal, sino que "no está reglada". Así, defendió que la imagen de "clandestinidad" no se ajusta a la realidad y que a los inquilinos se les ofrecen contratos "con total transparencia".

Desde Apartsur incidieron en que el auge de las viviendas vacacionales "no es una moda, sino una tendencia". "Un complemento para la oferta de alojamiento", subrayó Pérez-Lanzac, que agregó que "Málaga es una plaza que está evolucionando muy rápido y bien" en materia de turismo, aunque, también indicó que "el sector vacacional está muy atomizado por gente que no tiene experiencia turística".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios