La economía de Málaga crecerá muy poco, pero no entrará en recesión

  • Un informe de Analistas Económicos de Andalucía señala que este año el PIB aumentará un 1,9% y en 2009 un 0,6%, los datos más bajos desde la última gran crisis en 1993

Si usted es de los optimistas le parecerá un buen dato. Si es de los pesimistas posiblemente pensará que todo está fatal y que no hay solución posible. Ya decía Aristóteles que la virtud estaba en el término medio, si bien es verdad que en este caso el punto de partida está más bajo que alto. Un informe de Analistas Económicos de Andalucía -grupo de estudios de Unicaja- presentado ayer señala que la economía malagueña crecerá este año en torno a un 1,9%, seis décimas por encima de la media andaluza y cinco décimas superior a la española. Ese crecimiento también sería el mayor de todas las provincias andaluzas, seguida de Sevilla (1,7%) y Córdoba (1,6%).

Estos datos, a falta de que concluya el año, son previsiones y, como tal, están sujetas a posibles cambios, máxime en el momento de incertidumbre económica actual en el que cada día aparecen informaciones financieras o macroeconómicas preocupantes. Si ya es difícil hacer previsiones para este año, imagínense para el siguiente. No obstante, estos expertos vaticinan que el Producto Interior Bruto (PIB) en Málaga crecerá en torno al 0,6% en 2009, un registro similar a la media andaluza y tres décimas superior a la previsión española.

En ambos casos, el aumento del PIB será el más bajo desde la última crisis de 1993, un año en el que la provincia entró en una fuerte recesión con un descenso anual del 1,7%. No obstante, el lado positivo es que, según Felisa Becerra, coordinadora del informe, "tanto en Málaga como en Andalucía no hay previsto que en esta ocasión entremos en recesión [se entiende que hay recesión cuando el PIB es negativo durante al menos dos trimestres consecutivos], aunque sí es posible que algún trimestre haya un comportamiento negativo o crecimiento nulo". En España se vaticina que habrá recesión ya en el segundo semestre del presente año, y en el conjunto europeo tampoco pintan bien las cosas pues en el segundo trimestre de 2008 hubo un descenso del 0,2% del PIB en la Zona Euro y caídas en Alemania, Francia e Italia. ¿Qué quiere decir esto? Que, dentro de la difícil situación económica mundial, Málaga y Andalucía, por ahora, mantienen el tipo.

Los expertos afirman claramente que, si no hay imprevistos, el 2009 será peor que este año. Francisco Villalba, director de Analistas Económicos, tiene depositada su confianza en que el próximo verano vuelva a ser bueno para el sector turístico en la Costa del Sol y se convierta, otra vez, en la principal tabla de salvación para las arcas locales. "El sector turístico es el que deberá relanzar la economía malagueña el próximo año", dijo el economista. No se sabe lo que ocurrirá el próximo año pero el turismo, por ahora, tiene como aval el buen comportamiento de 2008, un año en el que se preveían a priori peores datos que el ejercicio anterior y, sin embargo, las pernoctaciones de enero a agosto crecieron un 4% en Málaga hasta superar los 12,4 millones y se crearon 5.200 nuevas plazas hoteleras.

El segundo motor económico de la provincia ha sido en los últimos años la construcción. El informe de Analistas ratifica que se está produciendo un "ajuste intenso de la actividad" y que "la demanda de nueva vivienda se ha retraído". Asegura que en el conjunto andaluz, desde enero de 2005 a marzo de 2008, se han contabilizado 406.263 viviendas terminadas de las cuales se han vendido 226.141. "Esto supone que existe un aparente exceso de oferta acumulado de vivienda nueva de unos 180.000 inmuebles, es decir, en torno al 44% de la producción del periodo", señaló Villalba. Málaga representaría en torno a un tercio. En el primer semestre las viviendas visadas cayeron un 55% en la provincia, por lo que el futuro del sector de la construcción no es muy halagüeño.

En el resto de Andalucía, la situación es similar. Según el informe de Analistas, este año sólo crecerá el PIB en el sector servicios (3%) y en la agricultura (0,6%), mientras que habrá descensos en la construcción (-3,8%) e industria (-1,5%). Para 2009, prevé mayores descensos de estos dos últimos sectores y menores aumentos en servicios y agricultura.

Si Aristóteles levantara la cabeza posiblemente diría la misma frase, aunque coincidiría con todos los expertos mundiales en que la situación económica no va bien. Toca apretarse el cinturón, aunque siempre es mejor hacerlo con optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios