Los economistas aseguran que la recuperación ya está consolidada

  • El PIB cerró 2014 con un aumento del 2% en Málaga y hay buenas perspectivas en turismo o vivienda Hay que resolver el paro y el crédito

Los economistas malagueños fueron los más pesimistas en 2010 a la hora de augurar una salida de la crisis y ahora son los más optimistas sobre la recuperación. Acertaron en el primer vaticinio y todo apunta a que no se van a equivocar en el segundo, al menos desde el punto de vista macroeconómico. "La recuperación ya está consolidada en la provincia de Málaga", aseguró ayer tajante Juan Carlos Robles, decano del Colegio de Economistas de Málaga en la presentación del último barómetro realizado por este organismo.

Este positivismo no parte de estimaciones, sino de datos concretos que se han contabilizado a lo largo de 2014 y que, si no hay cambios radicales, podrían mantenerse al menos en el presente ejercicio. Málaga incrementó su Producto Interior Bruto (PIB) un 2% el año pasado y los economistas creen que podría rebasar el 2,2% en 2015, si bien matizan que se trata de una previsión conservadora y que incluso podría ir más allá. Un estudio de BBVA indica, por ejemplo, que la economía española crecerá este año un 2,7% y Málaga está comportándose mejor que la media nacional.

Fernando Alcázar, autor del barómetro, subrayó que "Málaga se consolida como el motor de la economía andaluza" tanto por el aumento del PIB, superior a la media regional, como por otros factores, entre los que destacó un mayor descenso del paro; un crecimiento cuatro veces superior a la media andaluza en el incremento de personas afiliadas a la Seguridad Social; un cambio de tendencia positivo del sector inmobiliario al elevarse la compraventa de viviendas, tanto de particulares como de fondos inversores, y la concesión de hipotecas; o el hecho de que el turismo está batiendo récords en la provincia "y es el sector más pujante de la economía andaluza".

"Málaga tira de Andalucía. Nuestro carácter cíclico hace que nos recuperemos antes de las crisis", añadió Antonio Pedraza, vicedecano del colegio, quien se mostró "optimista" de cara al futuro porque "se nota cierta recuperación en el contexto europeo y España y Alemania lideran ese tirón". Hay otros factores que ayudan como la bajada del precio del combustible y la energía, el descenso del tipo de interés ante la elevada deuda pública y privada de España, y la depreciación del euro respecto al dólar ya que eso permite ser más competitivos a la hora de exportar y poder entrar en nuevos mercados.

"Estamos en un escenario de recuperación. Hace dos trimestres ya veíamos un cambio de tendencia que estos datos corroboran. En 2014, pese a seguir sin tener acceso al crédito, hemos crecido en empleo, comercio exterior, afiliaciones... Y todo eso ha sido basado en la capacidad de ahorro. Durante la crisis solo daba buenos datos el turismo, que es lo que nos ha salvado la cara, y ahora se consolidan sectores estratégicos como la automoción y el agroalimentario y repunta el inmobiliario", recalcó Robles.

Crecer un 2% tras varios años de descenso es una buena noticia, pero aún queda mucho camino por delante. El principal nubarrón sigue siendo el paro. Los economistas valoraron positivamente que la tasa de desempleo haya descendido casi seis puntos en un año, hasta el 30%, pero remarcan que ese porcentaje no se puede asumir. "Para crear más empleo hay que crecer más rápido y para eso se necesita más liquidez", dijo el decano de los economistas malagueños, quien reclamó a las entidades financieras que no sigan "agazapadas" a la hora de conceder crédito. Pedraza, por su parte, apuntó que "algo falla en la política cuando no baja el paro en Andalucía y se están dilapidando ayudas". El vicedecano volvió a denunciar las altas tasas impositivas existentes en Andalucía y solicitó "ayudar a las empresas que crecen en lugar de subvencionar pérdidas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios