Caso teresa lópez La edil que aprobó subvenciones para su asociación no dimite

La edil de El Palo admite un "error", pero dice que no hubo incompatibilidad

  • Teresa López dice que entendió que no era necesaria su abstención porque las subvenciones se votaban en bloque, no de forma individual · El secretario municipal emitirá un informe a petición del grupo socialista

Comentarios 2

Diecisiete días después de que la prensa destapara que desde su cargo municipal autoconcedió subvenciones a una asociación vecinal que presidía, arropada por otros dos ediles del equipo de gobierno, algo nerviosa y con sus argumentos por escrito, la concejal delegada del Distrito Este del Ayuntamiento de Málaga, Teresa López, compareció ayer para afirmar que no incurrió en ninguna incompatibilidad y que no dimitirá.

López admitió que cometió "un error" al no abstenerse en la junta de gobierno local en la que se aprobaron ayudas para la asociación Jarazmín de la que era presidenta. Pero dio su justificación. Según la edil, existía un informe jurídico elaborado por un abogado que era vocal del colectivo vecinal que concluía que no era incompatible su cargo de directora de distrito con el de presidenta de Jarazmín, aunque aconsejaba que se abstuviera en temas relacionados con su asociación. López sin embargo hizo caso omiso a esa recomendación. Según argumentó, porque las ayudas no se votaban de manera individual, "asociación por asociación", sino en "un paquete". "Entendí que no hacía falta mi abstención", justificó. Ese fue el único "error" que admitió.

La compatibilidad a la que alude el informe de la propia asociación vecinal se refiere a cuando López era directora del distrito, no a su etapa posterior como delegada de la zona este y a la relación entre ese cargo y la presidencia de Jarazmín, no a que fuera compatible que como delegada votara a favor en la junta de gobierno local de una subvención para la organización vecinal que presidía.

La portavoz del equipo de gobierno del PP, Carolina España y el concejal de Participación Ciudadana, Julio Andrade -que la flanqueaban en su comparecencia- respaldaron repetidamente sus argumentos. En varias ocasiones incluso, ante la insistencia de los periodistas, tomaron la palabra para responder en lugar de López. Pero la edil dejó claro que no dimitirá: "No me han pedido que presente mi dimisión [su grupo], no ha habido ningún trato de favor y donde no hay nada, no hay nada".

España opinó que el caso de López "no es comparable" con el del ex edil Manuel Marmolejo, también del PP, que renunció tras salir a la luz que había contratado obras menores a una empresa de su cuñado. "Son cuestiones que no tienen absolutamente nada que ver; aquí hablamos de una votación en una junta de gobierno local, con un voto que no fue decisivo y por tanto, el acto no es nulo ni anulable; además, es una subvención para una organización sin ánimo de lucro", insistió la portavoz del equipo de gobierno municipal. Como cuando dimitió Marmolejo, ayer el alcalde, Francisco de la Torre, tampoco estaba en Málaga.

Siguiendo el argumentario que traía escrito, López dio un detallado listado de las subvenciones concedidas en el periodo 2005-2009 a distintas organizaciones de la zona este de la capital e insistió en que las otorgadas a Jarazmín fueron "iguales o inferiores" que las aprobadas a otros colectivos. En ese periodo, la organización que presidía López -según los datos aportados ayer por la propia edil- obtuvo 6.600 euros de ayudas. La que más ayudas recibió entre esos años fue la asociación Mayores Málaga Este, con 14.700 euros, y Mayores Mar Abierto la que menos, con 5.400.

El concejal de Participación también echó un capote a Teresa López al explicar el proceso de concesión de subvenciones que es, dijo, "riguroso, transparente y objetivo". Es más, Andrade detalló que entre 2007 y 2008 la asociación Jarazmín solicitó ayudas por 5.000 euros y que sólo se le concedieron 900. El edil apuntó que primero los funcionarios que inician el trámite proponen las ayudas, luego la Comisión de Subvenciones las aprueba provisionalmente y, después de un periodo de alegaciones, la junta de gobierno local da el visto bueno definitivo. Para los ediles del equipo de gobierno, "no existió incompatibilidad" y además el voto de López en este órgano no fue decisivo por lo que "no se ha vulnerado la legislación".

No obstante, España apuntó que en las próximas "horas o días" el secretario del Ayuntamiento emitirá un informe sobre este caso. Éste no ha sido solicitado por el equipo de gobierno municipal, sino por el Grupo Socialista.

López pidió excusas a los ciudadanos y a su grupo político por el "embrollo" que ha ocasionado, pero insistió en que tenía la "tranquilidad íntima y personal" de que -pese a que solicitó, tramitó y aprobó las ayudas para su asociación- no hubo trato de favor hacia Jarazmín.

La edil compareció ayer, justamente tres días antes del Pleno municipal en el que la oposición le exigirá que dé explicaciones por su actuación. López justificó su tardanza en que su comparecencia debía tener lugar "cuando no hubiera más posibilidades de interpretación". Por su parte, Carolina España, arremetió contra el Grupo Socialista al que acusó de haber hecho en torno a este asunto unas acusaciones "frívolas, carentes de argumentos y desproporcionadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios