Un educador apasionado del mar

Comentarios 0

Los veranos que pasó de pequeño en la playa junto al merendero que su padre tenía en Torremolinos tiene mucho que ver con la profesión que Fernando Martín elegiría años más tarde. Este joven malagueño de 33 años estudió biología porque la naturaleza siempre le interesó, aunque pronto se dio cuenta de que lo que verdaderamente le apasionaba era el medio marino. Su vocación por la enseñanza y el mar tuvo su mejor reflejo en el Aula del Mar. Allí trabaja de educador ambiental desde hace casi diez años y está muy satisfecho con "poder dar a conocer la importancia del medio natural y conseguir la participación de todos en la conservación de los recursos". Su trabajo es absolutamente vocacional porque siente que está contribuyendo a conservar una parte del medio ambiente. / R. garrido

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios