Una efeméride más satisfactoria

  • Empresarios y profesionales turísticos valoran de forma positiva el aumento en las pernoctaciones y llegadas, aunque lamentan que no se note en los ingresos debido a la caída de precios y esperan "meses duros"

Comentarios 1

Hoy, 27 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Turismo. Fecha elegida en 1980 por las Naciones Unidas debido a que une el fin de la temporada alta en el hemisferio norte con su comienzo en el sur. No se trata, no obstante, de una efeméride baladí: el turismo se erige en la actualidad como la industria que, según los expertos y profesionales, mejor está resistiendo los efectos negativos de la crisis financiera. De hecho, la Organización Mundial del Turismo (OMT) estima que 2010 acabará con un aumento de entre el 3% y el 4% en visitantes internacionales respecto a 2009, un año para olvidar. Málaga, por su parte, siempre ha presumido de potencia turística y ha cerrado una campaña estival con mejores números que la anterior, aunque el futuro se antoja imprevisible, ya que el visitante reserva muy a última hora.

"El turismo es el motor de la futura recuperación económica. Además, Málaga, provincia y su costa siguen siendo líderes, tanto a nivel nacional como internacional", asegura el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Carlos Escribano. En la misma línea se sitúa el presidente de la Federación Andaluza de Hostelería (FAH), José Manuel Ledesma, que afirma que la cultura del ocio "emite signos de crecimiento mundial y resiste como no lo hacen otras industrias de mercado en la actualidad".

Son valoraciones positivas dentro de una coyuntura financiera que continúa sin ver la luz al final del túnel. Los últimos datos en materia turística confirman este estado de ánimo. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante los meses de julio y agosto se alojaron en hoteles de la provincia 1.039.253 personas, lo que supuso un ligero incremento del 1,1% respecto a esos dos mismos meses de 2009. Llegaron más viajeros y realizaron un mayor número de pernoctaciones, un 1,4% más al superar los 4,3 millones.

La Semana Santa, otro periodo muy esperado por los agentes del sector, también recobró las sensaciones de antaño. Andalucía aumentó cerca de un 10% las estancias, con liderazgo para Málaga, con más de 429.000 pernoctaciones, según las cifras publicadas por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta. El consejero del ramo, Luciano Alonso, consideró que fue una Semana Santa "magnífica". El aeropuerto Pablo Ruiz Picasso, otro pilar para el turismo malacitano, ha mostrado su mejor cara en las fechas recientes, a pesar de los problemas causados por la nube tóxica generada por el volcán islandés en abril y la amenaza de huelga por parte de los controladores el pasado mes. El aeródromo de Málaga experimentó en agosto el mayor crecimiento de España, un 8,8% más de pasajeros, con un acumulado en verano superior al 10%. Cifras que neutralizan las caídas de comienzo de 2010 y que auguran un mejor año respecto al anterior.

Asimismo, la visita de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, a Marbella, concretamente al Villa Padierna, supuso un soplo de aire fresco para el turismo en promoción e imagen, según los expertos, aunque aún no se ha cuantificado el impacto económico de su estancia. No obstante, a pesar de este escenario de repuntes, los empresarios lamentan que la bajada de precios no deja sentir una mejora en los ingresos. "El aumento en las pernoctaciones y visitas no se nota en la facturación", ratifica Ledesma. Mientras tanto, no se sabe el comportamiento de los meses venideros, ya que "la gente reserva al final, se esperan meses duros", precisa Escribano.

4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios