Las elecciones de 2012 en 2015

  • El PSOE repite la estrategia silenciosa que le dio resultado hace tres años, machacar los pueblos del interior y el voto rural; el PP pretende recuperar a sus votantes en la Costa del Sol

DE momento el PSOE de Andalucía está repitiendo una estrategia similar a la que ejecutó con motivo de las elecciones autonómicas del 25 de marzo y con la que consiguió un resultado sorpresivo. Con un sustancial diferencia, aquellos comicios fueron el epílogo del castigo al Gobierno de Zapatero, al que los ciudadanos sacaron del poder meses antes en las generales. Ahora las urnas andaluzas serán las primeras en comprobar la contundencia del aviso que sonó para los dos grandes partidos en los comicios europeos del año pasado.

Tras la exitosa derrota socialista, que luego le permitió gobernar con Izquierda Unida, los responsables de la campaña desvelaron las claves: el interior y el voto rural. El PSOE, sabedor de que las ciudades y el litoral son terrenos del PP, desarrolló buena parte de sus acciones para movilizar a ese electorado que hasta entonces le había sido fiel, y lo consiguió. Mediáticamente la campaña fue insulsa e incluso Griñán pasó más desapercibido, pero finalmente sólo perdió por un punto ante el PP en un periodo en el que la crisis y la corrupción por el escándalo de los ERE se encontraban en pleno apogeo.

Así que no es casualidad que en esta larga precampaña, Susana Díaz se guíe por el mismo momento. Por lo pronto, las dos visitas que ha girado a Málaga en sólo cuatro días han tenido por escenario Ronda y Antequera. En la primera comarca incluso para recoger la mínima cosecha de votos, dado el tamaño de los municipios, que los socialistas entienden que recolectarán en Serrato y Montecorto, tras otorgarles la independencia.

Por su parte el PP juega a recuperar la costa en su primer gran mitin con Rajoy. El sábado eligió Torremolinos. Un municipio popular por excelencia, pero en horas bajas. En las últimas elecciones europeas, la localidad costera fue un paradigma del cambio político en España. Venció el PP, pero con un 31% de sufragios. Segundo fue el PSOE, con un 22%. El tercer puesto para UPyD, con más de un 10% y el cuarto IU, con casi un 10%. Podemos estuvo cerca del 9%, e incluso Ciudadanos se acercó al 5%.

Aunque no son los socialistas los que recogieron el fruto del desplome, lo cierto es que el PP en las municipales de 2011 obtuvo casi un 60% de todos los votos y en las generales de ese año un 56%. Han perdido 15 puntos desde entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios