La gripe empieza a bajar y registra la mitad de casos que hace dos semanas

  • Salud dice que la enfermedad ya está remitiendo, aunque no descarta algún repunte ·Este año ha habido menos casos y el pico de incidencia se ha adelantado 21 días

La gripe ya está en retroceso. Todavía hay muchas personas que pueden contagiarse, pero ha pasado lo peor. Frente a los 161 casos por 100.000 habitantes registrados en la provincia en la última semana de diciembre, en los primeros días de enero la tasa ya había bajado a 82 por 100.000. Y no se espera que suba. "Puede haber pequeños repuntes, pero la onda epidémica ya ha empezado a descender", explicó el jefe del Servicio de Salud de la Delegación, Juan Borrajo. Las cifras suponen que ya se está registrando la mitad de los casos que hace apenas dos semanas.

El Hospital Carlos Haya confirmó ayer que los picos de afluencia a Urgencias se registraron entre el 23 y el 27 de diciembre y del 2 al 8 de enero. "Pero desde el 9 de enero se nota un descenso de los casos atendidos", apuntó una portavoz.

La Delegación de Salud, por las estadísticas de años anteriores, preveía que el periodo de más impacto se registrara en las dos últimas semanas de enero con unos 275 casos por 100.000 habitantes. Sin embargo, el pico se adelantó 21 días. Este año, además, ha habido menos casos. La tendencia es la misma que en Andalucía y en España. Por ejemplo, en la comunidad autónoma el año pasado la tasa fue de 250 casos por 100.000 habitantes y en esta temporada ha sido de 190.

Borrajo aseguró que no es raro que el periodo de mayor incidencia se haya adelantado: "Lo atípico sería que hubiera gripe en septiembre o en junio, pero no que el pico sea el 7 de enero en lugar del 25". Generalmente, los primeros casos aparecen a mediados de noviembre y los últimos a principios del mes de mayo.

La incidencia de la patología está siendo moderada como habían previsto las autoridades sanitarias. El motivo es que las cepas son similares a las del año pasado y, por lo tanto, la mayor parte de la población ha generado una inmunidad natural frente al virus. Además, porque alrededor de 207.000 personas -sobre todo las más vulnerables frente al virus- fueron vacunadas en la campaña que los centros de salud ponen en marcha todos los años a principios del otoño.

La gripe es una enfermedad banal. Sin embargo, puede acarrear complicaciones muy graves -incluso mortales- en pacientes con patologías respiratorias crónicas, con problemas cardiacos o personas de avanzada edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios