El empresario del grupo Ávalo aparece muerto en un acantilado de Mallorca

  • Compitió para hacerse con la adjudicación del plan del puerto y abrió una oficina en Málaga

Comentarios 1

El empresario balear Francisco Lavao, fundador del Grupo Ávalo, fue encontrado muerto el lunes tras despeñarse por un acantilado en la zona de Bahía Grande de Palma de Mallorca. El empresario llevaba días desaparecido de su casa de Palma y su familia había denunciado la desaparición.

Francisco Lavao era uno de los emprendedores más conocidos de las islas. Tras crear la cadena de supermercados SYP, hizo fortuna al venderla al grupo Eroski. Dos años después, con varios miembros de su familia, fundó el Grupo Ávalo dedicado a los negocios inmobiliarios, servicios aéreos y centros deportivos y de salud. Precisamente escogió Andalucía como una de las zonas donde desarrollar su nueva actividad económica y, en Málaga llegó a abrir una oficina en pleno centro de la ciudad.

En los años de bonanza inmobiliaria era bastante habitual en la ciudad y llegó a pujar para hacerse con la adjudicación del Plan Especial del Puerto, que finalmente se otorgó a Udisa. Precisamente con esta empresa llegó a un acuerdo para hacerse cargo de la explotación por un periodo de 35 años del complejo deportivo planificado en la zona de Bizcochero-Capitán, en Teatinos, que aún no ha comenzado ni siquiera a construirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios