Unas 40 empresas locales exportan sus productos a Grecia

  • El mercado heleno solo representa el 1% de las exportaciones, pero peligran 18 millones

La inestabilidad económica en Grecia no supone un duro traspiés, al menos de forma directa, para las empresas malagueñas porque la relación comercial entre el país heleno y esta provincia es escasa. El año pasado, las compañías malagueñas exportaron productos y servicios a Grecia por valor de 17,2 millones de euros, lo que representó un incremento del 20,2% respecto al año anterior y del 42,3% sobre 2009, según los datos aportados por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda). Pese a ese fuerte crecimiento de ventas, que se ha mantenido en el primer cuatrimestre del año, la exportación a Grecia solo representa el 1% del volumen total realizado por Málaga el año pasado. Este país se encuentra en el puesto 14 en el listado de exportaciones malagueñas, por detrás de México y por delante de Suecia, y el año pasado realizaron ventas allí 38 empresas locales, de las cuales 16 lo hacen de forma habitual. Hay poca conexión, pero existe.

Un ejemplo claro es el de Miguel Ángel Palomo, un empresario malagueño propietario de una firma de relleno de aceitunas que tiene fábricas en Málaga, Dos Hermanas (Sevilla) y en Tesalónica (Grecia). Precisamente ayer estaba en el país griego y pasará todavía unos días más. "Ya veremos qué pasa, hay incertidumbre pero creo que las cosas se van a arreglar. Conozco la mentalidad de los griegos, que es de corte oriental, y van a negociar hasta el último minuto. Saben hacerlo muy bien, siempre tienen una carta más y no hacen nada de forma gratuita, por lo que están muy lejos de la mentalidad europea", explica a este diario.

Palomo narra que empezó a exportar a Grecia hace 25 años, pero creció tanto el volumen de producción que en 2011 trasladaban más de 100 contenedores al país heleno, "por lo que vimos que nos resultaba más sencillo desde un punto de vista logístico, económico o de calidad abrir una fábrica en Grecia". Lo hicieron en Tesalónica, la segunda ciudad más grande del país tras Atenas y la que tiene un mayor nivel económico. Invirtió unos 600.000 euros en la planta y posee una quincena de empleados.

Desde allí no solo producen para el mercado heleno, sino también para países limítrofes como Turquía o Egipto. Asegura que el negocio es menor que en España, pero se siente satisfecho con los resultados obtenidos y nunca ha tenido un problema de morosidad por parte de sus clientes. "No sé qué pasará en el futuro, pero por ahora no he tenido ningún problema y ni se me pasa por la cabeza quitar mi fábrica de aquí. Tendría que pasar algo muy grave", añade.

Palomo reconoce que, tras tantos años de contacto, es un "enamorado" de Grecia, tiene una relación de amistad con muchos proveedores y "es un país fantástico pese a sus problemas". Explica que la economía griega está a la deriva desde hace 30 años y le apena ver a personas mayores "que lo están pasando mal". "Me preocupa la pobreza y ver cómo Grecia no ha sido capaz de evolucionar su economía como lo han hecho otros países", apostilla este empresario malagueño, que tampoco ve una solución en Tsipras. Se están produciendo fenómenos curiosos. María Paz Hurtado, presidenta de la comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio y de la empresa Hutesa Agroalimentaria, cuenta, por ejemplo, que no exporta sus aceitunas a Grecia, pero sí importa una variedad autóctona helena. "Nos está entrando la mercancía pero el proveedor nos ha dicho que no le mandemos el pago, que se hace por transferencia bancaria. Saben que somos gente seria y se fían, por lo que prefieren esperar unas semanas a que pasen las turbulencias para no tener el dinero en su banco", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios