Encontronazo 'real' en el AVE

La infanta Elena y su hijo Froilán , a su llegada ayer al Hospital Universitario La Moraleja. La infanta Elena y su hijo Froilán , a su llegada ayer al Hospital Universitario  La Moraleja.

La infanta Elena y su hijo Froilán , a su llegada ayer al Hospital Universitario La Moraleja. / Efe

Comentarios 37

Siete de la tarde del pasado domingo. En la cafetería del AVE Madrid-Málaga coinciden Ernesto Alba, secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), y otros tres miembros de la formación, que volvían de la capital tras haber celebrar su comité central. Casi al comienzo del viaje, el grupo, según la coordinadora de Izquierda Unida en Málaga, Remedios Ramos, hablaba "en tono distendido" de "generalidades" y "bromeaban" de los memes en las redes sociales sobre el incidente que protagonizaron las reinas Letizia y Sofía tras la misa del domingode Resurrección en la Catedral de Palma. "Qué asco", oyó Ramos. Era alguien que, en la cafetería del tren, no encajaba con el mismo humor los comentarios. Se trataba del hijo primogénito de la infanta Elena, Froilán de Marichalar. "Estaba sentado frente a mí. Le pregunté qué le pasaba. Vi que no tenía acento malagueño. Nos miraba con cara de odio mientras se comía un bocata", relató este lunes a este periódico la coordinadora malagueña de IU.

Dirigentes de IU aseguran que llamó "flojos a los andaluces" y les dijo "dais asco"

Ni ella ni sus compañeros se habían percatado de que era el nieto del rey emérito Juan Carlos. "Vosotros sabréis lo que estáis diciendo", les dijo Froilán, que a renglón seguido comenzó a "increparles". Entonces intervino Alba. "Le pregunté qué le ocurría, que si tenía algún problema o le habíamos hecho algo". El sobrino del rey Felipe VI respondió con otra pregunta: "¿Qué os pasa a vosotros con esa risita que tenéis?". Tanto el dirigente del PCA como el resto de miembros se quedaron "asombrados" al oír "dais asco" y, puesto que comprobaron que estaba "muy bronco", se sentaron "para evitar problemas", en una esquina de la cafetería. Según el relato de los miembros de IU, el hijo de doña Elena les profirió "insultos", aunque "sin gritar" y tildó de "flojos a los andaluces".

Alba afirma que ni él ni sus compañeros habian vertido "ningún comentario ofensivo", y sólo elogiaron la "brutal creatividad de la gente para hacer política", en referencia a las bromas difundias en las redes sociales sobre el encontronazo ocurrido en la Catedral de Palma. A su juicio, esta anécdota, sumada al incidente entre ambas Reinas, refleja la "vulnerabilidad, desligitimidad y debilidad de la Monarquía como institución". Alba aprovechó la ocasión para convocar a sus seguidores a la marcha republicana que tendrá lugar el próximo sábado: "Moraleja: Mis colegas y yo te esperamos en las calles", escribió en Twitter.

El portavoz de IU Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, corroboró la versión de sus compañeros de fila. "Yo ni le había conocido. Buscamos una foto suya en Google y supimos que era él. Seguía mascullando mientras hablaba por el móvil y decía: flojos de mierda y otros calificativos", relató. En la cafetería permaneció "una media hora más" y después se marchó, cree, hacia la zona de pasajeros preferentes. En un primer momento, llegaron a plantearse que iba bebido, pero sólo consumió "tres o cuatro" refrescos. "Pensamos que era mejor dejarlo. Sólo podía ir a peor y seguimos a lo nuestro".

Este periódico contactó este lunes por la mañana con el gabinete de prensa de la Casa Real española, desde el que se limitaron a afirmar que únicamente llevan la "comunicación de la Familia Real", que integran, especificaron, "don Juan Carlos, doña Sofía, don Felipe, doña Letizia, doña Leonor y doña Sofía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios