Las multas por ensuciar la vía pública se amplían a promotores y hosteleros

  • El Ayuntamiento sancionará con hasta 3.000 euros a los organizadores de eventos que no limpien la suciedad que generan · La nueva ordenanza municipal de residuos será aprobada en dos semanas

A partir de ahora cualquier promotor u hostelero de playa que no se encargue de limpiar la suciedad que genera, se expondrá a multas de hasta 3.000 euros. Es sólo una de las novedades que incluye la nueva ordenanza sobre residuos que ha elaborado el Ayuntamiento de Málaga y que entrará en vigor el año que viene. Los dueños de los coches de caballos tampoco podrán limpiar a los animales en la vía pública y estarán obligados a colocar contenedores herméticos para sus residuos en todas las paradas habilitadas en la ciudad.

Los responsables de las obras que se llevan en la vía pública serán los encargados de retirar la basura que se genere en los alrededores, así como de limpiar diariamente los accesos a la entrada y salida de camiones y maquinaria, según el texto de la nueva norma al que ha tenido acceso este periódico y que será aprobada por la junta de gobierno local dentro de dos semanas.

También los propietarios de los chiringuitos de la capital malagueña tendrán que limpiar toda su área de influencia y no dejar cajas ni ningún otro residuo sobre la arena o el paseo marítimo bajo multas que pueden ir desde los 750 hasta los 3.000 euros. En el caso de los particulares, el Ayuntamiento prevé multar a cualquiera que ensucie la arena de las playas, explicó la concejal de Medio Ambiente, Araceli González.

La nueva ordenanza del área de Medio Ambiente dedica un capítulo especial a los coches de caballos. A partir de ahora estará terminantemente prohibido el lavado de las carrozas y limpieza de los animales en la vía pública. Además, estarán obligados a colocar contenedores herméticos para arrojar los residuos que generen en todas las paradas habilitadas por el Ayuntamiento.

Tampoco se libran de la ordenanza municipal de residuos los organizadores de eventos como carreras urbanas o festejos en los barrios. Los operarios de la empresa mixta de limpieza Limasa eran hasta ahora los encargados de retirar todos los residuos derivados de estos acontecimientos en la vía pública. Pero con la nueva norma serán los responsables los que tengan que asumir la limpieza de esta suciedad.

Además, cualquier empresa o entidad que sea sancionada por una infracción en materia de medio ambiente no podrá recibir ninguna subvención que otorgue el Ayuntamiento.

Lo que finalmente no se ha podido incluir en la ordenanza municipal es un artículo en el que se contemplaba la posibilidad de sustituir las multas económicas por la realización de trabajos sociales sólo en los casos de grafitis y destrozos en el mobiliario urbano protagonizado por mayores de 16 años y siempre y cuando se contara con el consentimiento de los padres de los responsables de estos actos.

El servicio de asesoría jurídica del Ayuntamiento de Málaga considera que no es competencia municipal y lo ha retirado del borrador de la nueva norma.

Pero no todo será restrictivo en la futura ordenanza municipal de residuos. El área de Medio Ambiente primará a todas aquellas entidades o empresas que contribuyan a la recogida y reducción del volumen de residuos con la reducción de las tasas municipales de basura.

También se darán becas y ayudas a los interesados en buscar fórmulas para mejorar la gestión de los residuos, con el objetivo de implicar a la sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios