El juez envía a prisión al presunto autor de la muerte de su mujer en Coín

  • El hombre, de nacionalidad alemana y 59 años de edad, fue acusado de homicidio después de una hora de declaración

Prisión incondicional para el ciudadano alemán que presuntamente mató a su mujer en Coín el pasado viernes. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Coín envío ayer a la cárcel de Alhaurín de la Torre a J. W. W., después de tomarle declaración e imputarle un delito de homicidio.

El hombre, de 59 años de edad, estuvo retenido en los calabozos de la Policía Local desde la tarde del pasado viernes. Ayer, alrededor de las 14:30 horas, fue trasladado por la Guardia Civil a la sede judicial de Coín para prestar declaración ante el juez. Una hora más tarde salió del juzgado para ingresar en la cárcel.

Los hechos sucedieron la madrugada del pasado viernes, el mismo día en el que su pareja, una mujer de nacionalidad británica, D. J. M. H, cumplía 42 años.

Fuentes cercanas a la investigación han relatado que sobre las 3:30 horas, tras una discusión en la vivienda que ambos compartían en la urbanización Miralmonte de Coín, el alemán pudo agredir con un cuchillo de cocina a su víctima, asestándole una puñalada mortal en el corazón. La autopsia realizada al cadáver de la mujer confirmaba que había muerto por una herida de arma blanca.

En la vivienda también se encontraba la hija de la pareja, una niña de 10 años que al parecer presenció la muerte de su madre. Cuando los agentes llegaron hasta el domicilio familiar, a las 4:30 horas de la madrugada, nada pudieron hacer por la víctima, que yacía en el interior del inmueble.

Aunque se desconocen los términos de la declaración del presunto homicida ante el juez, fue él mismo quien llamó por teléfono a la familia de su pareja y, al parecer, les espetó que la había matado. Inmediatamente, los familiares contactaron con las fuerzas de seguridad de su país y a través de la Interpol alertaron a la Guardia Civil del presunto homicidio.

El alemán huyó del domicilio en el que ocurrieron los hechos pero volvió tras ser convencido por los agentes de la Benemérita, que obtuvieron su número de teléfono.

Éste es el primer caso de violencia machista con víctima mortal que se produce este año en España. En esta ocasión, el presunto crimen ha dejado una difícil situación para la niña, que fue atendida en horas posteriores a la muerte de su madre por una vecina y, al día siguiente, por su tía desplazada desde Inglaterra.

Un triste suceso que ha marcado las fechas navideñas en Coín y que recibió la primera condena por parte de la corporación municipal que se concentró a las puertas de la Casa Consistorial para condenar los hechos y que desencadenó decenas de reacciones de protesta por asociaciones de mujeres.

La víctima no había presentado ninguna denuncia por malos tratos, ni pedido ayuda en ningún organismo, según han confirmaron fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer, la Guardia Civil y el Ayuntamiento de Coín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios