Un error de forma tumba el Plan de Protección del Litoral Andaluz

  • El TSJA lo anula a raíz de un recurso del Ayuntamiento de Barbate

  • En Málaga afectaría a unas 3.000 viviendas

Vista de la costa malagueña. Vista de la costa malagueña.

Vista de la costa malagueña.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado el Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía (PPCLA) -aprobado en 2015-, que pone límite a las construcciones en la franja de 500 metros de anchura desde el dominio público marítimo-terrestre de las costas andaluzas. La sentencia del alto tribunal fechada el pasado 7 de septiembre bloquea el plan y se ampara finalmente en un recurso presentado por el Ayuntamiento de Barbate (Cádiz), gobernado por el alcalde socialista, Rafael Quirós, y respaldado por los grupos municipales de PP e IU.

El argumento del TSJA para la anulación del PPCLA es un motivo formal. Se basa en la falta de competencia del Gobierno de la Junta, entonces en funciones, para la aprobación del referido instrumento de planificación territorial. La sentencia no es firme, por lo que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Según pudo conocer este diario, el gabinete jurídico del Gobierno andaluz está estudiando interponerlo en la fecha conferida (30 días desde su notificación). Antes de su aprobación, el Plan recibió 918 escritos y 3.547 alegaciones formuladas por 48 de los 62 municipios afectados en toda Andalucía.

El plan era esencialmente un instrumento de protección, no de ordenación, en tanto que ésta ya la han establecido los planes de ordenación del territorio aprobados que incluyen en su ámbito la totalidad de los términos municipales de los municipios litorales. Por ello, el Plan del Corredor Litoral centra su atención en la Zona de Influencia del litoral, e interviene a una escala de detalle con el objetivo de preservar de la urbanización los terrenos libres de edificación que disponen de valores naturales o paisajísticos relevantes o cumplen determinadas funciones territoriales de interés general.

En suma, el plan parte del principio de considerar el corredor litoral como un recurso territorial de interés regional, cuya protección y preservación aportará valor añadido a una oferta turística de mayor calidad. Protege el 55% de la superficie del ámbito, lo que supone un incremento de la superficie protegida del 50%, pasando de 18.000 a 27.000 hectáreas.

En la provincia de Málaga este plan puso en su momento coto a la edificación de más de 3.000 viviendas. En concreto, éstas estaban proyectadas en los municipios de Manilva (303 viviendas), Estepona (321 viviendas) y Vélez (2.448). Precisamente, es esta última localidad la más afectada por el Plan de Protección del Corredor del Litoral, puesto que las construcciones se llevarían a cabo en siete parcelas diferentes. Exactamente, entre los tres municipios se trata de nueve parcelas las afectadas por este plan, las cuales suman una superficie global de 166,87 hectáreas.

De las nueve delimitaciones, cinco de ellas estaban consideradas suelos urbanizables sectorizados (SUS), con 70,27 hectáreas y 1.248 viviendas programadas; mientras que los cuatro restantes eran suelos no urbanizables sectorizados (SNUS), con 96,6 hectáreas y unas 1.800 viviendas planteadas. No obstante, el resultado final del Plan de Protección ya rebajó en 2015 la cifra inicialmente prevista de terrenos que se pretendían salvar de la construcción, dado que antes de ser objeto de información pública, el citado planeamiento afectaba de lleno a 13 sectores, con capacidad para 3.961 viviendas. Una reducción de aproximadamente 900 viviendas y cuatro terrenos que se llevó a cabo tras las alegaciones presentadas por parte, sobre todo, de los ayuntamientos inicialmente implicados.

En el Campo de Gibraltar afecta especialmente al enclave de Valdevaqueros, donde el PPCLA le concedía un especial blindaje contra el Plan Parcial que el Ayuntamiento de Tarifa (con el gobierno del PP) aprobó en 2012 y que contemplaba un proyecto de construcción de 350 viviendas y varios hoteles con 1.400 plazas. El Plan establecía el máximo grado de protección a 375 hectáreas de Tarifa, con todo Valdevaqueros y parte de Los Lances.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios