Unos 90.000 escolares llevarán un portátil en su mochila el próximo curso

  • A pesar de los problemas de conexión y mantenimiento, ya son 493 los centros malagueños que cuentan con aulas digitales · En dos años, unos 7.600 docentes se han formado para utilizar estas herramientas en clase

Las clases cada vez se parecen menos a las de antes. Las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza en el aula trayendo consigo todo lo bueno y también lo malo. Falta de velocidad en las conexiones, necesidad de reciclaje del profesorado, problemas de mantenimiento y de tiempo para resolver las innumerables incidencias hacen, a veces, misión imposible impartir una clase TIC. Pero la Junta de Andalucía se ha esforzado en la digitalización de la enseñanza y ya son 70.400 los alumnos a los que se les ha entregado un portátil. Para el próximo curso, la previsión es que otros 20.000 niños de 5º de Primaria recibirán su ordenador, por lo que la cifra rondará los 90.000 escolares en la provincia.

El programa Escuela TIC 2.0 se inició en el curso 2009-2010 con la entrega a 30.900 ordenadores a alumnos de 5º y 6º de Primaria. Se acondicionaron 1.088 aulas de los 310 centros públicos de Primaria con pizarras digitales interactivas, videoproyector y ordenador de aula y conexión a internet. El siguiente año se extendió la modernización a los 180 centros de Secundaria y en este presente curso, el programa cubre desde 5º de Primaria a 2º de ESO de toda la enseñanza pública y concertada de la provincia. Lo único que estos últimos no reciben es la dotación de pizarras digitales, "algo que tiene que correr a cargo de estos centros", explica Ángel Rueda, coordinador TIC en la Delegación provincial de Educación. En total, se han modernizado 2.143 aulas de 493 centros.

Esta inversión en equipamiento, que le ha supuesto a la Junta de Andalucía 30,8 millones de euros en tres años, no sería efectiva sin una modernización de las redes de los centros educativos. "Estamos mejorando progresivamente el ancho de banda en todos los centros, en algunos se está instalando fibra óptica y pueden tener hasta 30 y 50 megas", comenta Rueda. A principios de curso, se estimaban actuaciones en medio centenar de centros. Pero, como destaca el coordinador TIC, no todo son recursos materiales. El capital humano se torna en imprescindible para hacer este cambio dentro del aula. "Los docentes son los que guían la clase, y se están formando de manera permanente en el Centro del Profesorado para realizar este cambio metodológico", afirma Ángel Rueda. Un total de 7.600 docentes en la provincia de Málaga han recibido cursos de formación de nivel I, es decir, de iniciación y de nivel II o profundización.

Se trata de una oferta formativa que se adapta al nivel de partida en el conocimiento del uso educativo de las TIC y que aporta estrategias prácticas para la utilización de los recursos incluidos en la mochila digital. "Esta transformación supone un esfuerzo por parte de los profesores que hay que agradecer", considera el coordinador TIC, que también asegura la gran implicación del personal docente en este programa. En esta revolución tecnológica, el papel también pierde peso ante la agilidad, la interacción y la variedad de contenidos en soporte electrónico. Más de 3.000 escolares de 35 centros malagueños utilizan ya libros digitales en diversas asignaturas del currículum. El programa empezó el pasado curso de forma experimental en 11 centros y su aplicación se ha triplicado este año. Ya son varias la editoriales que sacan al mercado este tipo de material y, además, algunos centros trabajan con ejercicios elaborados por los propios profesores.

En cuanto a las incidencias, desde la Delegación de Educación aseguran que son "irrelevantes" en relación al gran número de portátiles que están en funcionamiento, en total 70.413 en manos del alumnado y 5.693 de profesores. En cada centro existe un coordinador TIC que intenta resolver las incidencias tanto de software como de hardware. "Además, la Consejería ha puesto a disposición tanto de los centros como de las familias un teléfono del Centro de Gestión Avanzado que ofrece ayuda ante cualquier tipo de incidencia", dice Rueda.

Si el portátil se estropea también tienen un servicio de recogida y reparación. "Si cada uno tenemos problemas en casa con un sólo equipo, los que se producen en los centros son poco significativos teniendo en cuenta las cifras de las que hablamos", considera el coordinador TIC. Si no hay cambios al respecto a partir de las próximas elecciones, este programa continuará con la filosofía del uno por uno, un ordenador por alumno. "Gracias a este programa tienen un portátil para trabajar también en casa alumnos que, en algunos casos, no tenían la posibilidad de acceder a esta tecnología", cuenta Rueda y subraya que pueden realizar ejercicios en clase y continuar en sus domicilios sin necesidad de tener conexión a internet. Y para los niños, nativos digitales, usar este tipo de herramientas suele motivarles mucho más que abrir cualquier libro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios