Más del 70% de los estudiantes de Secundaria lee de forma frecuente

  • Los expertos aseguran que "hay una idea falsa que se debe ir superando, los jóvenes son la población que más lee" · Las sagas, la fantasía, lo paranormal y el humor, lo que más conquista a los jóvenes lectores

Algo más de un 27% de los alumnos de segundo de Secundaria confesaron en la Evaluación de Diagnóstico que nunca leía libros. No obstante, el 41% afirmaba leer con una frecuencia diaria o semanal. Contra la creencia general, "los jóvenes son la población que más lee", sostiene el coordinador del Plan de Fomento de la Lectura de la Junta de Andalucía, José García. Según los datos facilitados por la delegación de Educación, más de un 70% de los estudiantes de la ESO lee de forma habitual. "Hay una idea falsa que se debe ir superando, estamos en un proceso ascendente muy positivo, sobre todo teniendo en cuenta la situación de partida, ya que la sociedad en España no es lectora todavía", explica José García. Ofertas cada vez más numerosas y atractivas, sagas que se ponen de moda, autores que saben conectar con el público joven y recomendaciones familiares y de amigos que se unen a las lecturas prescritas desde la escuela. Así van naciendo los nuevos lectores al tiempo en el que se fabrican sus preferencias de ocio.

"Al contrario de lo que la gente piensa, los que son lectores leen una barbaridad", dice Nuria Calvente, librera de Fnac, que asegura que predominan los seguidores de la fantasía. "Laura Gallego es una escritora joven que ha dado con la fórmula mágica, conecta con casi todos los adolescentes, tanto con los que les gusta más lo paranormal mezclado con historias de amor, como con los que prefieren la aventura", resalta Nuria Calvente, que asegura que "los jóvenes lectores saben lo que quieren y les encantan las sagas, sobre todo de vampiros".

A Libritos, que cuenta con una experiencia de casi tres décadas, acuden los adolescentes sobre todo para buscar los libros recomendados en el instituto. Pero "hay un sector minoritario que busca un autor concreto que ya ha leído y del que quiere continuar una saga o buscar una novedad", señala Juan José Barrionuevo. En su establecimiento se vende por igual los éxitos de Laura Gallego y los de Suzanne Collins, autora de Los juegos del hambre. "También el que ha hecho verdaderos lectores en Secundaria es El diario de Greg, una colección de cinco libros que cuenta vivencias en el instituto con mucho humor.

Barrionuevo considera que "se lee más ahora que hace unas décadas, porque hay tantísimo publicado, la oferta es tan atractiva y variada que tienen mucho dónde elegir". También cree muy importante para crear hábito lector que los centros escolares realicen actividades como las ferias del libro en la que se muestran los títulos publicados. "Es una manera de que conozcan autores y libros, de animarles a la lectura", dice. Los colegios e institutos malagueños realizan constantemente programas encaminados a picas a los jóvenes con el gusanillo de la lectura. En el IES Torre Atalaya consiguieron el 2º Premio Nacional a las Bibliotecas Escolares. Han participado tres años en las olimpiadas lectoras organizadas por el Ayuntamiento, también recibieron el premio ARCE y trabajan en proyectos comunes con institutos de Murcia, Barcelona, Palma de Mallorca, Pontevedra y Badajoz. "Fomentamos la lectura guiada y por niveles, hacemos talleres, obras teatrales, ahora mismo están realizando un curso de redacción literaria que ha tenido una gran acogida entre los alumnos", explica Paqui Fornieles, jefa de estudios y profesora de Lengua y Literatura del IES Torre Atalaya.

Asegura la jefa de estudios que "los alumnos en Secundaria leen adaptaciones, best sellers de literatura juvenil como las obras de Ruiz Zafón, la trilogía Millennium o Crepúsculo, estaban tan enganchados a la saga de vampiros que los veíamos en los pasillos, en el recreo, leyendo". Y apunta una clave. "Muchas veces se trata de que encuentren el primer libro que les guste, a partir de ahí hemos hecho a una persona lectora", afirma Paqui Fornieles, que también subraya la importancia de no imponer demasiado y de que los jóvenes vean el libro como una forma lúdica de entretenerse a través de la familia.

Aunque no en todos los centros es tan positiva la visión de la lectura entre los chavales. En el IES Cánovas del Castillo, la jefa del departamento de Lengua y Literatura, María Angustias Rodríguez, considera que "hay de todo, hay gente que lee mucho, aunque los que menos, la mayoría tan sólo lee las lecturas obligatorias o las que se hacen en clase". Sin embargo, el instituto no cesa en su labor de promoción de la lectura y en el acercamiento de la biblioteca a los alumnos, un proyecto en el que están implicados todos los departamentos.

"Un día a la semana durante una hora de clase los alumnos acuden a la biblioteca", explica la jefa de departamento y añade que los alumnos "tienen que hacer lecturas individuales, una o dos por trimestre dependiendo de la extensión del libro, y también hacemos lecturas colectivas en clase". La literatura clásica no se lee en Secundaria, se lee en Bachillerato. "Hemos cambiado por literatura juvenil, lo que les gusta a los que más leen, Harry Potter, Crepúsculo, la cuestión comercial marca tendencias", asegura la profesora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios