"Es evidente que la VPO no es una de las grandes apuestas de los municipios del PP"

  • Tras un mes en el cargo, tiende la mano a los ayuntamientos para "arrimar el hombro" y convertir la vivienda pública en una prioridad · Confía en que en 2009 el número de promociones sea mucho mayor al de 2008

-Usted ha sido durante nueve años alcalde del municipio de Fuente de Piedra. ¿Puede ayudarle ese paso por un pueblo pequeño en la nueva tarea que tiene encomendada al frente de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA)?

-Estoy convencido de ello. El hecho de haber sido alcalde y de un pueblo pequeño me puede ayudar a entender la problemática que la escasez de vivienda a precio asequible supone para muchos ciudadanos en la provincia de Málaga. Además, puede ayudarme a motivarme en mi tarea para hacer todo el esfuerzo posible e intentar cumplir los objetivos que el Gobierno andaluz se ha marcado y ganar en agilidad.

-Los datos más recientes aportados por la propia Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio elevan a unas 50.000 las viviendas sociales necesarias para atender la demanda real de la población. Sin embargo, a lo largo de 2008 sólo se impulsaron 1.053 VPO en toda la provincia, en apenas trece municipios, y ninguna de ellas correspondió a la EPSA.

-Los datos son los que son y es cierto que hay que mejorar el número de calificaciones de vivienda pública. En la provincia EPSA ha calificado pocas viviendas, aunque esto tiene una explicación. En estos momentos tenemos 108 a punto de ser calificadas en la capital, en la zona de Trinidad Perchel, a las que hay que sumar la urbanización de unos suelos en La Dehesa del Mercadillo, en Ronda, donde se proyectan 300 más. Y todas esas actuaciones podrán desarrollarse dentro del primer semestre de este año. Estamos poniendo toda la carne en el asador para que se hagan lo antes posible todas las promociones que tenemos previstas y vamos a seguir buscando suelos para cubrir las necesidades en el conjunto de la provincia, especialmente en las localidades del área metropolitana y del litoral.

-¿Qué previsiones tienen para este ejercicio?

-Hablamos sólo de EPSA, pero sería necesario que se sumase la iniciativa privada. Estamos en condiciones de aumentar los número de VPO que se han manejado en 2008 y si el resto de agentes que intervienen en este tipo de promociones, bien ayuntamientos bien promotores privados, van en la misma línea las cifras de actuaciones seguro que serán muy buenas.

-Lo que parece claro es que la VPO ha pasado a ser, al menos sobre el papel, una de las grandes apuestas de la Junta.

-Tal vez porque en los últimos años no se han construido suficientes viviendas públicas, ahora se ve que es una iniciativa fundamental en nuestra comunidad. Así, se ha puesto en marcha, dentro de la LOUA, la exigencia a los ayuntamientos para que los nuevos planes generales de ordenación urbanística reserven al menos un 30% de los suelos para este tipo de promociones. A eso hay que agregar la ratificación del pacto por la vivienda, por ejemplo. El Gobierno andaluz quiere potenciar la ejecución de nuevas VPO y de rehabilitación.

-Hace unas semanas, el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, dio un tirón de orejas a los municipios del litoral malagueño gobernados por el PP, asegurando que no hacían lo suficiente en materia de VPO.

-Como gerente de EPSA mi intención es de máxima colaboración con todos los municipios de la provincia y de trabajar de manera conjunta con ellos en pos del interés general. No sé si tienen falta de interés en construir VPO, pero sí es evidente que en esas localidades no se cede suelo a la Junta para la que se hagan viviendas a precio asequible. No parece que sea una de las grandes apuestas para los ayuntamientos en manos del PP.

-¿Tiene algo que decirle a esos ayuntamientos?

-Aprovecho para pedirles que si hasta ahora la VPO no ha estado entre sus prioridades, cambien de posición, porque la demanda es importante. No podemos estar todos los días diciendo que la situación económica es un desastre y luego no fomentar medidas que permitan mejorar esa misma situación, como es la construcción de viviendas protegidas. Lo que hago es un llamamiento a todos para que nos pongamos las pilas y arrimemos el hombro. Es bastante casual que hasta el momento sólo haya siete municipios que sí han cedido terrenos con este fin, como son Vélez, Cártama, Coín, Ronda, Antequera, Mijas y Álora, ninguno de ellos gobernado por el PP.

-Usted aludía antes a la apuesta que se quiere mantener en materia de rehabilitación. Sin embargo, han transcurrido ya casi cuatro años desde que la Junta firmó el plan de rehabilitación de los arrabales de la capital y aún no ha echado a andar. ¿En qué punto está la iniciativa?

-Por la información que tengo, el programa de actuación sigue pendiente de ser aprobado, aunque lo será en poco tiempo. Pero más allá de esta intervención, la realidad es que se están haciendo cosas en el centro histórico. Estamos trabajando en la transformación de infravivienda, en la rehabilitación autonómica, en rehabilitaciones singulares, de locales comerciales y también en la recuperación de la barriada de Las Flores. En total tenemos abiertos 456 expedientes, que afectan a 1.386 viviendas. El presupuesto que se maneja en esta zona de la capital es de unos 9 millones de euros, de los que 5 se corresponden con subvenciones de la Junta. A pesar de ello, es cierto que el grueso de la actuación de la rehabilitación del área concertada no se ha iniciado, pero lo hará a lo largo de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios