El éxodo de las parejas

  • Cinco distritos de la capital pierden población

Comentarios 0

Cinco de los diez distritos de la capital pierden en este momento población. Los precios de la vivienda y la calidad de vida han empujado a las parejas jóvenes hacia los municipios de la periferia en expansión.

Verónica y Alfonso cumplieron con el rito del éxodo hace casi dos años. Ella vivía en Pedregalejo con su familia y él en el centro histórico. "Cuando decidimos comprar nuestra propia casa pensamos en quedarnos en nuestros barrios, pero no resultaba factible", explica Alfonso, de 29 años. La oferta inmobiliaria asequible para sus bolsillos en el centro histórico se resumía en apartamentos de un dormitorio. "Una opción sin posibilidades de futuro", resume. En Pedregalejo, en cambio, las viviendas en venta eran fundamentalmente casas "que escapaban a nuestras posibilidades".

Entonces optaron por la periferia y acabaron comprando un piso de tres dormitorios en La Cala del Moral. "Cerca de nuestros trabajos y de la familia".

Estas migraciones de las parejas jóvenes hacia el exterior es la principal explicación que se encuentra para entender el estancamiento demográfico de la capital. De acuerdo con el padrón de 2007 los distritos de Ciudad Jardín, Bailén-Miraflores, Centro, Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz han perdido en conjunto 2.700 residentes en un año.

Además, la población en el distrito Este y Campanillas se puede considerar frenada, con crecimientos del 0,2 y 1,7 por ciento. Churriana y el Puerto de la Torre son en este momento los únicos sectores de Málaga que crecen con buen ritmo, con subidas del 2,7 y 4,1 por ciento.

En conjunto el padrón municipal correspondiente a 2007 contabilizó en la capital 574.453 vecinos, sólo 444 más que el año anterior.

Contra todo pronóstico la población extranjera también ha empezado a abandonar Málaga. El año pasado se contabilizaron 4.659 residentes extracomunitarios menos que en 2006, es decir se habían ido el 13 por ciento de los inmigrantes.

Este fenómeno, sin embargo, no ha afectado a los europeos, en su mayoría jóvenes. En el padrón de 2007 se contabilizaron 8.909, es decir, 3.213 más que en 2006, lo que significa un aumento del 56 por ciento.

El centro histórico, Bailén-Miraflores y la Cruz de Humilladero, además, son las zonas más envejecidas de la ciudad. Más del 15 por ciento de su población supera los 65 años de edad. Además, se da la circunstancia de que el casco histórico es la zona de Málaga en la que viven más ancianos. La cifra de mayores de 75 años se eleva a 8.347 personas, o sea, el 22 por ciento del total de malagueños de estas edades.

Pero no todo es senectud en el distrito Centro. También son numerosos los extranjeros, sobre todo extracomunitarios. Es el distrito en el que residen más inmigrantes. Concretamente, 6.548 que suponen el siete por ciento de los residentes de este sector y el 22 por ciento del total de inmigrantes que viven en la capital.

No obstante, el centro también gusta a los extranjeros procedentes de la Unión Europea. Es el segundo favorito, situado justo detrás del distrito Este.

Los barrios más jóvenes de Málaga son Ciudad Jardín, con un 66 por ciento de vecinos con edades comprendidas entre los 15 y 40 años, la Palma-Palmilla y Campanillas, donde representan más del 44 por ciento.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios