Los expedientes urbanísticos de Carratraca se paralizarán hasta que se realicen los informes

  • Así lo ha asegurado el nuevo alcalde, Francisco Duque (IU), tras la reunión mantenida hoy con la delegada provincial del Gobierno andaluz, María Gámez

El centenar de expedientes urbanísticos que afectan a vecinos de la localidad malagueña de Carratraca se paralizarán a la espera de que técnicos de la Junta analicen la situación y elaboren un informe que determine qué viviendas están en situación irregular y cuáles pueden legalizarse.

Así lo ha asegurado el alcalde de Carratraca, Francisco Duque (IU), tras la reunión mantenida hoy con la delegada provincial del Gobierno andaluz, María Gámez, y en lo que es el primer encuentro con el Ejecutivo autonómico tras su investidura al dimitir el anterior regidor por discrepancias con la ley urbanística andaluza.

No obstante, el regidor ha manifestado que si la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) dice que hay que seguir adelante con los expedientes no se opondrá.

La solución más inmediata, según la delegada provincial, pasa por avanzar en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, que posibilitará "normas más claras y flexibles" para determinadas actuaciones en el conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Consejería de Cultura.

Una vez aprobado el plan se podrá determinar "qué está permitido y qué no" y se podrá regular "aquello que por sentido común sigue respetando la peculiaridad del entorno pero sin llevarlo a un extremo que imposibilite hacer nada dentro del municipio", ha asegurado Gámez.

La delegada confía en que el informe de los técnicos pueda analizar una a una las situaciones y regularizar, por ejemplo, viviendas que "por su antigüedad se acogían a otra norma".

En este sentido, la Junta ofrecerá toda la colaboración e información que necesite el Consistorio, que se ha comprometido a remitir el plan general al gobierno andaluz en un mes y medio aproximadamente.

Ambos representantes han manifestado su satisfacción por los acuerdos alcanzados durante la reunión y por la voluntad de colaboración de las dos instituciones.

El anterior alcalde, Óscar Román, dimitió el pasado 19 de enero al no querer ejecutar el centenar de expedientes que afectan a vecinos de la localidad, lo que dejó al municipio sin regidor durante ocho días hasta que fue nombrado Duque el pasado miércoles.

Los vecinos de la localidad se quejan de que la protección de su casco histórico les impide construir e incluso hacer pequeñas modificaciones en sus viviendas, lo que está provocando que muchos habitantes abandonen el municipio y se instalen en otros cercanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios