Los expertos entregan a Salud el informe en el que piden un hospital con 800 camas

  • La viceconsejera reitera "el compromiso de la Junta" con el proyecto

  • El grupo espera una respuesta positiva ya que es fruto de "la participación y el consenso"

“Es un proyecto de la ciudad de Málaga”. Así ha definido un miembro del grupo de expertos que desde marzo trabaja en el diseño de las infraestructuras sanitarias, el informe presentado esta mañana a la viceconsejera de Salud, María Isabel Baena, sobre las propuestas que deben acometerse en los próximos años para paliar el déficit actual. Los especialistas, bajo la coordinación del ex consejero de Salud José Luis García de Arboleya, ponen sobre la mesa la necesidad de un nuevo Regional con unas 800 camas detrás del Materno –en los terrenos de la antigua Casa Cuna– y la reconversión de los pabellones A y B de aquel hospital para pacientes crónicos, de larga estancia y sociosanitarios. Ahora Salud tiene la palabra. “Confiamos en que lo que hemos propuesto salga adelante porque es producto de la participación y el consenso de unas 300 personas”, ha apuntado una fuente del grupo de expertos.

El documento es un esbozo muy genérico presentado a la Administración autonómica, pero tiene el consenso del grupo de expertos –a los que Salud encargó el diagnóstico y la propuesta de soluciones– y el respaldo de los miembros del Consejo Social que durante nueve meses han analizado también la problemática sanitaria en Málaga.

El punto de desacuerdo es el centro hospitalario de alta resolución (chare) en la zona este de la capital. El grupo de expertos no lo contempla, mientras que las organizaciones sociales del Consejo lo reclaman para dar respuesta a una población de unas 70.000 personas; similar a la que motivado la construcción de un hospital en Estepona y algo menos de las que impulsaron la apertura del chare del Guadalhorce.

Esta mañana, el grupo de expertos ha mantenido una reunión interna en el Hospital Civil con la viceconsejera en la que sus representantes le han hecho entrega de su borrador de conclusiones. Baena ha señalado "el gran trabajo que se está realizando por parte de este grupo" y agradeció "las horas de dedicación que se han llevado a cabo para la elaboración de este documento tan extenso". También ha destacado "la importancia de la participación de los más de 200 profesionales del sistema sanitario público andaluz en Málaga en la elaboración de esta propuesta, además la amplia participación ciudadana, llegando hasta 300 personas procedentes de diferentes colectivos, instituciones agrupaciones y asociaciones de pacientes". La viceconsejera también ha reiterado "el compromiso de la Junta, que ya ha expresado también la consejera en varias ocasiones, con este proyecto desde el primer momento" y ha asegurado que "no se demorarán en el tiempo todos los trámites necesarios".

Fuentes sanitarias han destacado “la participación y el consenso alcanzado” en el documento. El informe es el resultado del trabajo de unas 300 personas, desde especialistas sanitarios hasta miembros de organizaciones sociales como sindicatos y asociaciones de pacientes.

Las mismas fuentes aclararon que los 18 subgrupos constituidos dentro del equipo de expertos para aportar ideas sobre las diferentes especialidades médicas continúan trabajando ya que el documento es apenas un esbozo a grandes pinceladas de las necesidades de infraestructuras sanitarias de Málaga. “El trabajo no está terminado”, han aclarado.

Otra fuente ha indicado que, además del desacuerdo en torno al chare en la zona este, algunos profesionales manifiestan su inquietud sobre cómo resolver el problema de accesos al entorno del Materno en el que se ubicaría el nuevo hospital, dado que es una zona muy saturada de tráfico.

Rafael González, representante de CCOO en el Consejo Social, ha estimado que el consenso con el grupo de expertos ronda “el 80%”. “El desacuerdo está en el chare en la parte este de la capital porque ellos no lo ven”, ha aclarado.

Dado que el Regional tiene poco más de 900 camas, un nuevo hospital con 800 sumado a la reconversión de unas 500 de los pabellones A y B, aportaría algo más de 400 nuevas plazas. Un reciente informe de CCOO reiteraba que Málaga –con 15,47 camas por 10.000 habitantes– está a la cola de Andalucía y de Europa en esa ratio. En ese mismo análisis, el sindicato sostenía que se necesitaban 483 camas de hospital público – “como un Clínico”– para alcanzar la ratio andaluza y 818 –“lo más parecido a un Regional”– para llegar a la media nacional.

Fuentes del equipo de expertos han apuntado que ahora la Consejería de Salud estudiará las propuestas presentadas y “quizás pasadas las fiestas” dará una respuesta. Este grupo de especialistas comenzó su labor en marzo pasado, tras el encargo realizado por el anterior consejero de Salud, Aquilino Alonso. El entonces titular de la cartera, estimó unos 18 meses para que los expertos hicieran sus propuestas. Han pasado nueve y ya está el primer borrador en poder de la Consejería. Pero las fuentes sanitarias consultadas han aclarado que el grupo de técnicos –mientras la Administración analiza ese documento–, seguirá trabajado para afinar sus propuestas. “Se ha alcanzado mucho consenso”, han destacado.

Salud encargó el análisis y diseño de las infraestructuras sanitarias a los expertos después de tres marchas por la sanidad celebradas en Málaga y luego de muchas otras que tuvieron lugar en distintas capitales de Andalucía. Desde hace más de una década, distintos colectivos vienen reclamando mejoras en las infraestructuras sanitarias de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios