La fiebre de la bici llega por fin a Málaga

Comentarios 12

Los pedales se están instalando poco a poco en la ciudad. En los últimos meses se ha apostado fuerte por concluir algunos de los tramos de la red de carriles bici prevista por el Ayuntamiento de Málaga aunque aún falta mucho por hacer. El reto del alcalde, Francisco de la Torre, era el de llegar a los 40 kilómetros de este vial antes de las próximas elecciones municipales del 22 de mayo. Pero, según apuntan desde la asociación Ruedas Redondas, el regidor acabará el mandato con 20 de esos 40 kilómetros prometidos. No obstante, la ciudad ha sufrido una transformación considerable, sobre todo, después de que se aprobase el Plan Director en el que se contempla la construcción de una red de carriles bici de 140 kilómetros.

Actualmente hay cuatro itinerarios puestos en marcha y un quinto, el más demandado, en discordia. Este último es el corredor centro-litoral Este que conectaría esta zona de la ciudad con el centro histórico. Pero que comience a ejecutarse depende de que Demarcación de Costas, dependiente de la Junta de Andalucía, y el Consistorio se pongan de acuerdo. "Siempre hay soluciones. Lo que tienen que hacer las administraciones es dejarse de echarse balones los unos a los otros y ponerse de acuerdo para el bien de los ciudadanos", señala el presidente de Ruedas Redondas, Alonso González.

La situación actual de los otros cuatro itinerarios, que suponen 22,5 kilómetros con una inversión de más de 2,7 millones de euros, está prácticamente finalizada. Los últimos viales en construcción son los de la Alameda Principal, aunque no ajenos a la polémica. Su principal crítica es la "gran cantidad" de curvas de estos carriles. "Es lamentable. Hay mejores soluciones para esta zona. Pero el Ayuntamiento prefiere no quitar espacio a los coches", señalan desde la asociación. Algunos ciclistas consultados coinciden con esta idea ya que aseguran que en algunos tramos, incluso, se "pone en peligro" al aficionado a este medio de transporte, ya que "hay que zigzaguear y en algunas zonas se corta el carril". Ciclistas frente a peatones y viceversa. Esta es otra de las polémicas que ha suscitado la construcción de estos viales. En algunos puntos de la ciudad se ha quitado espacio a los peatones para que circulen los ciclistas como en zonas de Ciudad Jardín o en la propia avenida Carlos de Haya. Desde Ruedas Redondas defienden que es a los coches a quienes hay que quitarles espacio y no al peatón. "Hay que concebir la bicicleta como un medio de transporte sostenible. La lucha es reducir el uso del vehículo y no los derechos de los peatones", señala su director.

Pero una red de carriles bici no sólo se estructura con la construcción de los propios viales. La instalación de bicicletas públicas, aparcamientos en la calle y vigilados y caminos escolares seguros son algunas de las propuestas que se pueden escuchar en la calle.

Por el momento, desde el Consistorio no se contempla ningún sistema de alquiler municipal. Pero para ello sí han surgido iniciativas privadas. Son varios los establecimientos que se dedican al alquiler de bicicletas. Algunos de ellos son Recicle Bike Shop -avenida Juan Sebastián Elcano, 50- y Málagabike, -calle Talavera-. Por 10 euros puede disfrutar de una city bike (bicicleta de paseo) durante todo el día. Si lo que prefiere es conocer la ciudad a pedales, puede inscribirse en algunas de las rutas a bicicleta que organiza el segundo establecimiento por el centro histórico por 24 euros.

Lo que sí ha comenzado ya en la capital es la construcción de uno de los tres aparcamientos específicos para bicis programados por el área de Movilidad a corto plazo. Se está levantando en la zona de Lehmberg Ruiz, y, según señalaron desde el Consistorio, no entrará en funcionamiento hasta que no se determine el modo de garantizar la seguridad de los vehículos que queden depositados en el mismo. Respecto a los aparcamientos en las calles, actualmente existen más de medio millar de plazas, indican desde la Casona del Parque. El número se considera suficiente, pero el problema recae, según Ruedas Redondas, en su colocación. "Muchos están junto a aparcamientos de motocicletas, por lo que acaban siendo utilizados por las motos".

Los préstamos de bicicleta que ser realizan en la Universidad parece que tampoco funcionan tal y como se esperaba. "Solo he cogido la bici una vez. Para ir de facultad en facultad prefiero hacerlo andando. Tampoco hay tanta distancia. Y si tengo que ir a la ampliación de Teatinos, cojo el coche", señala Raquel, una joven universitaria. Pese a las "carencias" que presenta esta futura red de carriles bicis, ya hay cuatro, de los 18 con los que cuenta el ambicioso plan, prácticamente concluidos. El denominado Itinerario II Corredor Centro-Universidad tiene una longitud de 5,5 kilómetros. Ya están finalizados los trabajos en la avenida de Andalucía y el Puente de las Américas. Las obras continúan en la avenida Herrera Oria y calle Cómpeta, que se compaginan con las del Metro.

El corredor perímetro Norte de la Zona Centro (Itinerario III) discurre por la zona perimetral del centro de la ciudad, recorriendo calles como Cruz de Molinillo, Parras, Montaño, De Dios, hasta desembocar en la Plaza de la Merced y morir en la Avenida de Cervantes tras recorrer la Calle Alcazabilla. El río Guadalmedina lo cruza por el Puente de Armiñan, desde la avenida Doctor Gálvez Ginachero. En total son 5,3 kilómetros. Aún no se ha concluido este vial, que cuenta con un presupuesto de 712.500 euros.

El Itinerario IV (Corredor Norte-Sur) lo conforma ramales de otras rutas. En total tiene 4,42 kilómetros. Por último, el denominado corredor Entorno de la zona Centro (Itinerario V) contempla infraestructuras ciclistas en la zona norte y noroeste de la ciudad. Los cuatro ejes de los que está compuesto suponen una longitud total de 4,6 kilómetros. Se encuentra finalizado y en funcionamiento. La revolución de los pedales está dando sus primeros pasos aunque aún falta tener una red de carriles bici como las que existen en otras ciudades como Sevilla y concienciar a los ciudadanos de que utilizar este medio de transporte ayuda a la salud y al medio ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios