Una fiesta 'after hours' ilegal acaba con una veintena de denunciados en Mijas

  • La Policía denunció a 15 asistentes por estar en posesión de drogas

La noche es joven para seguir la fiesta. Al menos eso es lo que pensaron los organizadores de un after hours completamente ilegal. Un grupo de personas -unas 300- no dudaron en seguir la juerga más de lo debido y molestando a los vecinos. El suceso ocurrió en Mijas en la madrugada del domingo. La Policía Local recibió una llamada de los habitantes de las viviendas cercanas al Hipódromo de Mijas. El aviso decía que había una fiesta en los aledaños y que estaba ocasionando mucho ruido, tanto que algunos no podían pegar ojo. También indicaba que había decenas de personas en un edificio inacabado del que trascendía una música y que había coches aparcados en el entorno del recinto.

Los efectivos de la Policía Local se acercaron al lugar de los hechos para comprobar la veracidad de lo narrado. Era completamente cierto. Había música, copas y ambiente de seguir con la fiesta que se celebraba en un edificio inacabado en las cercanías del hipódromo mijeño. Ante esto, los agentes no tuvieron más remedio que pedir apoyo de otras unidades que se personaron en el lugar de los hechos toda vez que informaron a la Central de lo que estaba aconteciendo y al jefe de servicio. La Policía Local procedió a realizar la actuación básica y se vio en la necesidad de interrumpir el after hours ilegal. A raíz de la intervención, una veintena de personas fueron denunciadas por la transgresión de diversas normas y leyes.

Según los partes policiales, la fiesta llevaba horas celebrándose y en la misma participaban al menos trescientas personas y en las inmediaciones había más de medio centenar de vehículos aparcados. No estaban precisamente esperando las carreras en el hipódromo. Los agentes identificaron a los allí presentes ya que se cometieron infracciones administrativas que tenían que ser corregidas en boletines y actas de denuncias. Tras las identificaciones y cacheos pertinentes practicados, un total de 15 personas fueron denunciadas por estar en posesión de sustancias estupefacientes y otros tres por transgredir alguna norma del Reglamento General de Circulación.

Asimismo, una persona fue sometida a las pruebas de alcoholemia mediante etilómetro evidencial arrojando una tasa positiva por lo que fue denunciada al respecto. Otros dos, los supuestos organizadores de la fiesta, tampoco se quedaron atrás y se llevaron alguna que otra denuncia, entre ellas alterar el orden público. Uno de los asistentes se encargaba de expender bebidas alcohólicas sin la preceptiva licencia municipal. No se tiene constancia de personas heridas ni de la presencia de menores en la fiesta, que fue completamente desmantelada. Fue una noche larga para los vecinos que no daban crédito a lo sucedido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios