La firma del hotel de Moneo pide 3 meses más para pagar 4,8 millones a Urbanismo

  • Braser dice estar a la espera de cerrar la financiación del proyecto y que espera impulsar las obras en el segundo trimestre

La promotora del hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros, junto al río Guadalmedina, pide más tiempo para hacer frente a los 4,8 millones de euros que se comprometió a abonar al Ayuntamiento de Málaga en el marco del convenio que le permite impulsar este proyecto. De acuerdo con los datos aportados ayer por los responsables de la Gerencia de Urbanismo, el pasado 11 de febrero, la empresa Braser presentó documentación en el organismo solicitando un aplazamiento de tres meses para hacer frente al mencionado pago económico.

Este movimiento se produce después de que a principios de mes venciese el periodo inicialmente previsto para que afrontase este pago. Al respecto, el responsable de la empresa, José Luis López, subrayó el compromiso de la firma con el proyecto y señaló que se está a la espera de cerrar los últimos flecos de la financiación. Preguntado por los plazos que maneja para la iniciativa, confió en que la próxima semana se presente el proyecto de urbanización, que podría estar aprobado de manera definitiva en mes y medio. En ese momento se podría disponer de la licencia de obras, con la previsión de acometer las actuaciones a lo largo del segundo trimestre de 2015.

Tomando como referencia este último plazo, dados los aplazamientos varios sufridos, parece más que probable que la apertura del establecimiento no sea una realidad hasta 2017. Ello supone una variación respecto a la fecha manejada por la cadena Vincci, con la que Braser cerró el acuerdo para que asuma la explotación del hotel de Moneo y que aludió a 2016. Hay que tener en cuenta que el compromiso de la promotora es, desde el momento en que se disponga de la licencia, disponer de un plazo máximo de dos años y medio, con la previsión de poder tener lista la obra en dos años.

El asunto fue objeto de debate ayer en la Comisión de Ordenación del Territorio, toda vez que el grupo municipal de IU presentó una moción reclamando la anulación del convenio urbanístico ante el incumplimiento de los acuerdos económicos por parte de la empresa. Frente al argumento expuesto por el portavoz de la coalición, Eduardo Zorrilla, la posición del PP fue de rechazo, al entender que no hay razones para llevar adelante la suspensión del mencionado acuerdo.

Al respecto, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, expuso que la petición realizada por Braser está siendo objeto de estudio por parte de los técnicos del ente, sin señalar si la respuesta final será favorable o no. En cualquier caso sí aclaró que de aceptarse el mencionado alargamiento del plazo de pago, ello llevará aparejado la inclusión de los mencionados intereses de demora. Los mismos, según precisaron, se corresponden con el 3,5% anual en caso de que la firma presente avales, cifra que crece hasta el 4,378% si carece de los mismos. Dado el plazo solicitado, de cumplirse íntegramente el mismo, el interés se traduciría en unos 41.400 euros, en el primero de los casos, y en 51.816 euros.

Este proyecto hotelero es objeto de trámites urbanísticos desde hace casi una década, cuando por vez primera se puso sobre la mesa esta iniciativa. Tras un agitado proceso administrativo, que necesitó de una modificación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Centro para dar encaje a la altura propuesta para el edificio, de unas diez plantas (muy superior a lo inicialmente previsto), la intervención parece encontrarse en su recta final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios