Málaga

Una firma malagueña lidera un proyecto mundial para abrir el coche con el móvil

  • Grupo Premo se alía con el fabricante español de teléfonos móviles BQ para desarrollar una tecnología pionera

  • Este año se empezará a fabricar en el PTA tras invertir un millón de euros

Ezequiel Navarro, consejero delegado de Premo, y Rodrigo del Prado, director general de BQ posan para este diario con la llave de un coche y un móvil. Ezequiel Navarro, consejero delegado de Premo, y Rodrigo del Prado, director general de BQ posan para este diario con la llave de un coche y un móvil.

Ezequiel Navarro, consejero delegado de Premo, y Rodrigo del Prado, director general de BQ posan para este diario con la llave de un coche y un móvil. / a. recio

Llegar al coche, abrirlo y arrancarlo con el teléfono móvil sin necesidad de llevar la llave. Y hacerlo incluso aunque el terminal no tenga cobertura ni batería. No lo ha conseguido nadie en el mundo -de hecho los grandes fabricantes lo veían algo imposible-, pero lo ha logrado la empresa malagueña Premo en alianza con otras firmas y centros de investigación españoles, entre los que se encuentran el fabricante de teléfonos móviles nacional BQ. Ezequiel Navarro, consejero delegado de Grupo Premo, explicó ayer que este año iniciarán en Málaga la fabricación de las primeras antenas tras haber invertido un millón de euros en la adquisición de una maquinaria que tiene capacidad para producir en torno a siete u ocho millones de unidades. "Es una cadena de valor. Nosotros haremos las antenas, luego está la parte de los semiconductores y la de los móviles. Probablemente para verlo en el mercado quedan 18 ó 20 meses", indicó Navarro.

El consejero delegado de Premo detalla que con esta tecnología "te puedes dejar la llave en casa sin problema, siendo la única condición que no pierdas el móvil". "Parecía un desafío imposible pero ya está teniendo mucho color", añadió Navarro, que resaltó que ya han presentado el prototipo a varias multinacionales de automoción en Asia y Europa y que lo seguirán haciendo en los próximos meses en ferias especializadas. Estas antenas se colocarían primero en los móviles de BQ pero el objetivo es, lógicamente, comercializar la licencia para que lo pueda usar cualquier fabricante de móvil y, por tanto, acceder a un cliente mundial.

"Estamos dando los pasos. Somos dos empresas españolas que queremos ver si somos capaces de hacer una cosa que hasta ahora no se ha hecho. Cuanto te dicen que algo es imposible te picas más para intentarlo y a los ingenieros nos gustan los retos", apuntó Rodrigo del Prado, director general de BQ, que afirmó que "el teléfono móvil es hoy en día un mando a distancia para muchas cosas y lo va a ser en el futuro para muchas más".

El directivo y uno de los fundadores de BQ subrayó que dentro de este proyecto aún "hay retos por resolver". En el aspecto puramente tecnológico, recordó que "el espacio en el teléfono móvil es cada vez más limitado porque los usuarios pedimos mejor cámara, más batería, más memoria, más brillo en la pantalla y hay que destinarle un espacio lo suficientemente grande para que funcione pero que no reste funcionalidades al usuario". Por otra parte, Del Prado hizo hincapié en que si no cuentan con el apoyo de los grandes fabricantes de automóviles no podrán llegar lejos. "Hay que implicar al sector del automóvil porque los cambios tan grandes no se pueden hacer si no le ven interés o aporte de valor", remarcó el director general de BQ, recordando que "ha habido casos en la historia de cosas que funcionaban y eran tecnológicamente viables que finalmente no llegaron a nada porque el mercado no las aceptó".

Premo es líder mundial en la fabricación de antenas con una cuota de mercado del 56% en la automoción. Dicho de otra forma, más de la mitad de las llaves de los vehículos en el mundo tienen dentro una antena fabricada por Premo, que posee su sede y su centro de innovación en Málaga. Premo tiene tres plantas en Asia y Europa, cinco centros de I+D, una plantilla de 1.450 personas, más de 30 patentes y una facturación estimada de 50 millones de euros en 2018 tras experimentar un crecimiento anual del 24% entre 2013 y 2017.

Navarro explicó que está apuesta por los teléfonos móviles supone un nuevo giro en la política de la empresa para seguir creciendo. "Cuando tienes una cuota de mercado del 56% crecer es muy difícil. Nos marcamos el reto de cambiar de paradigma, de pasar de una liga mundial en la que se fabrican 100 millones de coches al año a otra en la que se fabrican 1.400 millones de teléfonos móviles al año". El consejero delegado de Premo recordó que hablaron con grandes multinacionales de fabricación de móviles "y nos dijeron que el proyecto era muy interesante pero que era imposible hacerlo, que lo habían intentado y que no se podía meter una antena de baja frecuencia tan pequeña en un móvil". "Estuvimos un año dándole vueltas y le planteamos a BQ probarlo. La colaboración con BQ ha sido magnífica porque tienen un equipazo y predisposición a innovar ", prosiguió Navarro.

Del Prado, por su parte, destacó la colaboración con la firma malagueña porque "en España hay talento, capacidad de desarrollo y hay que juntar piezas y alinear intereses". BQ fue fundada en la década pasada por seis estudiantes de Ingeniería de Telecomunicaciones en Madrid, tienen una cuota de mercado del 10% en España y facturaron el año pasado 191 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios