El flamenco que desata pasiones

  • El cantaor Francis Bonela deslumbra a propios y extraños con su voz

  • El presidente de la Peña Juan Breva y el artista desean que hubiera más palmas, guitarras y baile durante la Feria

El cantaor Francis Bonela, durante su actuación en la Peña Juan Breva. El cantaor Francis Bonela, durante su actuación en la Peña Juan Breva.

El cantaor Francis Bonela, durante su actuación en la Peña Juan Breva. / m. h.

Suenan las primeras notas de la guitarra y los asistentes aún conversan, aunque bajito, entre ellos. Es el momento en el que Bonela arranca su cante en el que enmudecen y quedan hipnotizados por la pasión que emite su voz. Los habituales de la Peña Juan Breva del centro -donde tiene lugar la actuación- y los curiosos que se han pasado quedan deslumbrados.

Eran las 13:23 horas, minutos antes de que Francisco Sánchez Bonela hijo saliera al escenario acompañado de una guitarra esteponera. "Espero que vaya bien, porque la gente viene con muchas ganas", manifestó. La de ayer era su primera actuación en la Feria de este año. "Cuando se viene contento a un sitio y con ganas normalmente tiene que salir bien", afirmó, confiado.

Y vaya si salió bien. Escaleras bajo la peña, alrededor del tablao donde tienen lugar los espectáculos, no cabía nadie más. Las mesas y sillas estaban completas, la gente se sentaba en el suelo, junto al escenario, mientras que otros optaron por mantenerse de pie. El calor, que algunos intentaban disipar con cerveza, vino o un abanico, se disipó al instante, porque en cuanto la guitarra, la voz y las palmas comenzaron dio igual. La magia se palpaba.

"No veas cómo aguanta el tío", comentaron algunos cuando Bonela recurrió por primera vez al agua para refrescar sus cuerdas vocales, asombrados por la resistencia de su voz. Los ole y las palmas del público acompañaron al cante del artista.

Este cantaor ha ganado numerosos premios, y, según los entendidos, es un vanguardista del flamenco tradicional, que adapta al siglo XXI.

"Yo siempre quisiera que hubiera más flamenco en todos los sitios, que pudiéramos trabajar todos mucho más y que hubiera trabajo para todos. Siempre mientras más, mejor", opinó antes del espectáculo.

"En Málaga tendríamos que cuidar todo esto mucho más. Quisiera que en todos los rincones hubiera flamenco, que para eso estamos en Andalucía", continuó al respecto.

Para el presidente de la peña, Gonzalo Rojo, Bonela es un "magnífico cantaor", y también comparte su postura, ya que para él "si todas las casetas tuvieran flamenco sería mucho mejor", si bien comprende que la gente también quiere otras músicas.

En este sentido manifestó que cree "que hace falta que otras entidades también diesen flamenco". Asimismo, recordó que en el Real solo hay una caseta dedicada a ello a partir de las 14:00.

En la Peña Juan Breva -que es a la vez Museo Flamenco- todos los días que dura la Feria, a partir de la 13:30 y hasta las 18:00, hay espectáculos de cante, baile y toque. "Las puertas están abiertas lógicamente no sólo a los socios, sino a todos los malagueños y no malagueños, todo el que quiera venir", resaltó Rojo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios