Aún a flote

CON un palo de escoba de algo menos de veinte centímetros de longitud envuelto por un trozo de lona, el 27 de junio de 2010, el buzo que habitualmente trabaja en el puerto, taponaba una vía de agua situada junto a la quilla del Atlantiss.

Este buque del que ya les he hablado en algunas ocasiones, y que se hizo famoso por vender una fantasiosa historia totalmente falsa, además de por lucir determinados símbolos nazis, llegaba al puerto de Málaga en noviembre de 2007 para trabajar realizando diferentes tipos de excursiones marítimas con turistas. Después de muchos problemas, debidos la mayoría de ellos a una gestión bastante desafortunada según cuentan los corrillos portuarios, el barco quedó inmovilizado. Tras ser embargado por acumular infinidad de deudas, finalmente, el Atlantiss pasaba a ser propiedad de la Autoridad Portuaria malagueña.

Atracado desde finales del año 2009 en el espigón norte pesquero, este barco, que por aquellas fechas fue debidamente clausurado, hoy día, permanece a flote totalmente expoliado deteriorándose poco a poco a la espera de ser desguazado.

Tras descartarse la posibilidad de remolcarlo para posteriormente hundirlo a cierta distancia de la costa convirtiéndolo en un arrecife, el futuro de este barco pasa por su despiece a flote, una operación que parece que ya está adjudicada a una empresa aunque sin una fecha fija de ejecución.

Convertido desde hace ya muchos meses en una chatarra flotante que controlan desde tierra la policía portuaria y, cada cierto tiempo visitando su interior, los amarradores, el Atlantiss permanece a flote gracias a un trozo de palo de escoba y una lona, esperando un final que parece retrasarse demasiado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios