"De esta forma no se puede sobrevivir"

  • La Cónsula y La Fonda se manifiestan en Sevilla con todas las escuelas andaluzas Acusan a la Consejería de Educación de "entorpecer" el proceso y piden una reunión con De la Calle

Más de un centenar de trabajadores de todos los antiguos consorcios de la Junta de Andalucía se manifestaron ayer en Sevilla, frente a la Consejería de Educación, para denunciar "la falta de seriedad por parte de la clase política, que no asume sus responsabilidades" y para exigir, por enésima vez, el pago de las nóminas atrasadas, que en algunos casos supera el año, así como que se deje de "entorpecer" el proceso para su integración en Apaef. Hasta allí se desplazaron los empleados de la Escuela de Hostelería de La Cónsula, de Málaga capital, y los de La Fonda, de Benalmádena, que insistieron en que "no hay solución a la vista" y que así, es muy complicado, si no imposible, arrancar el curso en septiembre. Es la tercera vez en un año que van a la capital andaluza. "De esta forma no se puede sobrevivir", manifestaron.

Antes de la concentración, los trabajadores se reunieron con la portavoz parlamentaria de Podemos y secretaria general del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, para explicarle su situación a fin de que la formación morada lleve una iniciativa a la Cámara andaluza. Ya durante la protesta, que se desarrolló sin incidentes, los trabajadores intentaron reunirse con la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, o con la viceconsejera, Elena Marín Bracho, para entregarles por escrito sus reivindicaciones, aunque no fue posible por no encontrarse ninguna de las dos en la sede. Les recibió en su nombre la secretaria general de Educación, quien se comprometió a trasladar a De la Calle su malestar y la petición de una reunión.

"Lo que vemos es que no hay solución a la vista, al menos a corto plazo, porque se está entorpeciendo desde la propia Consejería", insistió María Luisa Vargas, delegada de personal de La Cónsula. Asimismo, subrayó que "no nos cabe en la cabeza que no se cumpla con un decreto aprobado desde noviembre del año pasado", y agregó que quienes mantienen un contacto más estrecho con Educación afirman que "no hay voluntad" por parte de este departamento de dar una salida a la situación. De hecho, apuntó directamente a la viceconsejera como la persona que "interrumpe" el proceso de integración en Apaef. "Pretenden que nos aburramos y que la gente vaya rescindiendo contratos", sostuvo.

Así, a falta de dos semanas para que acabe julio, y sin fecha todavía para la convocatoria del Consejo Rector de la Apaef donde se tendría dar luz verde a la integración del personal en la agencia, y aprobar la dotación presupuestaria para abonar las nóminas atrasadas, el ambiente es de "desolación".

"Los ánimos están fatal", aseguró Vargas, quien explicó que hay centros que están sufriendo cortes de luz, sin limpieza y sin cobrar hasta 14 nóminas, en los que llevan un año o dos sin dar clases. En este punto, lamentó la presión que la situación provoca en muchos trabajadores que, según comentó, estaban en la protesta "con las lágrimas saltadas porque no pueden más". En el mismo sentido, Carmen Rando, representante de los trabajadores de La Fonda, expresó "la desolación y la ruina económica que esto está provocando en algunos trabajadores", y afirmó que muchos no habían podido ir a la concentración porque no podían costearse el viaje y porque "psicológicamente están mal".

Rando recordó que tanto La Fonda como La Cónsula están en pleno proceso de selección de nuevos alumnos y que son los únicos centros de toda Andalucía donde se abrió el plazo de solicitudes. A este respecto, Vargas consideró "inaudito" que de los diez consorcios solo uno, La Cónsula, haya tenido actividad durante este año. "No han formado a alumnos, pero han generado gastos", precisó, concluyendo que "parece que los políticos que nos gobiernan tienen otra cabeza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios