De la fuerza bruta a la del conocimiento

  • Felipe González hace un llamamiento a luchar por la verdadera igualdad de derechos entre hombres y mujeres . El ex presidente del Gobierno pide a las empresas que hagan informes de impacto de género

Corría el año 2000 cuando Felipe González intervino en una jornada de reflexión para hablar de los pasos que se debían dar en favor de la igualdad de género: entre los asistentes no figuraba ni un solo hombre, salvo él mismo. La anécdota la recordaba ayer junto al ex presidente del Gobierno la consejera para la Igualdad, Micaela Navarro, en la sesión de clausura de la II Conferencia Andaluza de Economía y Presupuestos en clave de Género, celebrada en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. En el auditorio, esta vez, había reparto paritario de los asientos.

González subrayó en su intervención que la lucha por los derechos de las mujeres debe convertirse en "una imperiosa necesidad" en las políticas públicas y privadas del siglo XXI, las cuales deben propiciar "un cambio cultural que nos dé un nuevo sentido de la realidad". Esa realidad indica, por ejemplo, que en torno al 70 por ciento de los titulados universitarios de cada año son mujeres y que, sin embargo, los puestos de dirección de las empresas y de muchas instituciones públicas siguen estando mayoritariamente en manos masculinas. "Si [los ascensos] dependieran de los méritos propios, como dice la derecha, a estas alturas tendríamos que hacer discriminación en favor de los hombres", ironizó el ex presidente, quien se confesó "angustiado por la resistencia atávica" de una sociedad que mantiene prejuicios y estereotipos sobre la capacidad y rendimiento laboral de las mujeres a causa de las bajas por maternidad, el cuidado de la familia o las tareas domésticas. En un mundo en el que la fuerza bruta fue sustituida por las máquinas y en el que, por tanto, el valor que se impone es el conocimiento y la creatividad, no hay excusa para seguir pensando en el papel predominante del hombre. "Es un atavismo tan arraigado que mientras no se elimine vamos a sufrir el dominio del macho sobre la mujer. [...] La variable estratégica del siglo XXI es el conocimiento, no la fuerza", subrayó González en su llamamiento a "romper el velo de la ceguera" social.

González sugirió a las empresas que se animen a realizar informes de impacto de género sobre cada una de sus decisiones estratégicas puesto que ello redundará en mejorar sus beneficios y porque "si hay una parte de la población marginada, esa sociedad está disminuida" .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios