La futura 'nueva cara' de la Basílica

  • La Esperanza proyecta un retablo para su templo cuyas obras se estima que durén más de una década · La ejecución está pendiente de la aprobación del cabildo de hermanos que está convocado para el próximo lunes

La Archicofradía de la Esperanza tiene sobre la mesa las bases de un proyecto que, en caso de hacerse realidad, marcará un antes y un después en la vida diaria de la hermandad, la construcción del retablo para el altar mayor en el que recibirán culto los sagrados titulares. Es una iniciativa, que según explica el propio hermano mayor, Manuel Harras, "se lleva barajando desde que se edificó la Basílica en el año 1988, fecha en la que tuvo lugar la coronación canónica de la Virgen".

La obra del retablo se basa en un diseño llevado a cabo por los hermanos Paniagua en el que se contemplan dos camarines en vertical. La hornacina superior estaría ocupada por el Nazareno del Paso y la inferior por la Virgen de la Esperanza. La imaginería correrá a cargo del artista malagueño José María Ruiz Montes.

Pero esta obra está proyectada para una duración de al menos diez años. Mientras tanto, la primera fase de la obra consistirá en la colocación de un retablo provisional. La ejecución los trabajos se acometerá en la Cuaresma del año 2013 aprovechando el traslado de los sagrados titulares a los tronos, que se adelantará una semana. De tal manera, que las imágenes no se tengan que ocultar ni cambiar de ubicación. Esta construcción será uno de los aspectos fundamentales de los actos de celebración del XXV aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Esperanza que se celebrará en junio de ese año.

Además, en esta primera etapa se realizará la nueva sacristía del templo, aprovechando los terrenos ocupados por la casa de los antiguos guardeses del inmueble.Según informan desde la Esperanza, se ha decidido así para evitar cerrar el templo al culto porque "en ningún momento" se ha planteado la posibilidad de volver a la iglesia de Santo Domingo, su antigua sede canónica y su parroquia actual.

La cofradía no se aventura a decir el coste total de la obra, lo que sí advierte es que "será sufragada por la Archicofradía y con suscripciones populares". Además, desde la cofradía advierten que esta iniciativa "no irá en detrimento de las ayudas sociales".

Todo eso está supeditado a la votación del cabildo de hermanos, convocados para el próximo lunes 16 de enero a las 20:30.

Desde que la junta de gobierno se muestran esperanzados en el voto positivo. "Si los hermanos dicen que no, lo seguiremos proponiendo, pero creemos que no hay motivos objetivos para votar en contra ", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios