El futuro, supeditado a la nueva estructura del club

  • La marcha de Muñiz al Racing sume al Málaga en un transitorio vacío de poder hasta la llegada del futuro director deportivo · Dely Valdés será el segundo de Antonio Tapia

La marcha de Juan Ramón Muñiz al Racing de Santander ha sumido al Málaga en un transitorio vacío de poder que supeditará el futuro de algunos jugadores de la primera plantilla. Su doble faceta de entrenador y director deportivo provocaba que en su figura (y en la de Fernando Sanz) se concentrara todo el poder decisorio en la parcela técnica. Por lo tanto, el club tendrá que afrontar en las próximas fechas una profunda remodelación de su organigrama deportivo porque Antonio Tapia no compaginará los dos cargos como sí hizo el asturiano.

Lo que sí está ya confirmado es que Dely Valdés será el segundo entrenador del equipo. Amigo personal de Fernando Sanz, el panameño goza de la total confianza del presidente y Tapia no pondrá ningún inconveniente a su llegada al club. Más allá de sus indudables conocimientos tácticos, en el club se valora su impecable imagen en todos los estamentos de la entidad de Martiricos. Tras su paso por los banquillos de la selección de Panamá, Dely regresará al Málaga, donde dejó una huella imborrable entre la afición.

En cuanto a la plantilla, la mayoría de las decisiones están supeditas a la nueva estructura del club. No obstante, la directiva deberá tomar con celeridad algunas decisiones si no quiere ver cómo en las próximas horas algunos futbolistas abandonan el equipo. El caso más preocupante es el de Weligton. El jugador ya comunicó al término del encuentro ante el Tenerife que le daba dos días a la directiva para que hiciera efectiva su opción de compra y que en caso contrario abandonaría el equipo. El brasileño está "cansado" de ver cómo los plazos concedidos por el Grasshopper expiraban sin que el Málaga hiciera frente a su fichaje. Además, el central tiene varias ofertas de equipos de Primera y quiere resolver su futuro cuanto antes.

Jesús Gámez y Antonio Hidalgo son los otros dos futbolistas que tienen muy complicada su continuidad en el Málaga. La gran temporada del lateral derecho fuengiroleño ha despertado el interés de equipos de la talla del Sevilla, el Atlético de Madrid y el Tottenham de Juande Ramos. Las negociaciones con el conjunto hispalense están muy encaminadas y en los próximos días se podría hacer oficial si fichaje. En cuanto al de Granollers, el jugador finaliza este 30 de junio su relación contractual con el Málaga y con 29 años quiere firmar el contrato de su vida. El Málaga está dispuesto a realizar un esfuerzo económico por el jugador, aunque no está dispuesto a desestabilizar su presupuesto. El Recreativo de Huelva ha sido uno de los equipos de Primera que ya ha mostrado su deseo de contar con los servicios del catalán.

En la línea ofensiva, sólo Baha tiene garantizada su continuidad en Primera. Su representante, Claude Cauvy, ya comunicó que en caso de ascenso estaría dispuesto a prorrogar su contrato si el club aumentaba su salario. En cuanto a Salva, sus altos emolumentos y sus lesiones provocarán que el club le intente buscar una salida, al igual que a Peragón. Iván Rosado, por su parte, no renovará.

En la portería, el Málaga intentará fichar a un portero que sea una competencia real para Goitia. Jesule y Valcarce se retirarán del fútbol y Calleja, Eliseu, Carpintero y Apoño seguirán en el club. Más dudosos serán los casos de Cheli, Silva, Helder, Arnau y Raúl Gaitán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios