Un grado de FP para crecer en igualdad

  • El IES Ben Gabirol ha puesto en marcha en modalidad Dual el Grado Superior de Promoción de la Igualdad de Género y 16 estudiantes se forman como técnicas

Con todo lo logrado por delante pero con lo mucho que queda por hacer cargado en la mochila, un grupo de 16 estudiantes ha sido pionero en el nuevo Grado Superior de Formación Profesional implantado en Málaga este curso, Promoción de la Igualdad de Género. Estudian en el IES Ben Gabirol y algunos han llegado incluso de otras provincias para cursarlo en la modalidad de Dual. Dos días acuden a recibir clase en el instituto y los tres restantes continúan su formación en instituciones y entidades que tienen como eje trasversal de su trabajo la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres.

Detectar situaciones de desigualdad, visibilizándolas ante el conjunto de la sociedad, trabajando en su prevención y erradicación, potenciar la participación ciudadana de las mujeres, así como la articulación de procesos comunitarios enfocados hacia su "empoderamiento". Estas son las competencias generales del ciclo que dirige Alejandra González Ramírez como jefa del departamento de Servicios Socioculturales y a la Comunidad del centro. "Cuando empiezas a trabajar en esto te das cuenta de que aún queda mucho por conseguir, las desigualdades son reales y los micromachismos se encuentran profundamente instaurados en nuestra sociedad, todo tiene que ver con la forma en la que hemos sido educados", considera la docente. "Este ciclo está resultando un trabajo hacia afuera, porque elaboramos materiales didácticos para el alumnado, pero también hacia dentro, porque te cuestionas todo permanentemente, ha sido un revulsivo para mí", agrega Alejandra.

Las estudiantes de este ciclo, 15 mujeres y un hombre, se forman para tener un perfil profesional como técnicas en igualdad. "Trabajarán a nivel público en cualquier institución en la que se exija un técnico en igualdad", comenta la jefa del departamento. Hace dos semanas que comenzaron las horas de práctica, seis al día de miércoles a viernes. Carmen Pinto, una alumna cordobesa de 20 años, está destinada al Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga. "Nos están enseñando cómo se trabaja en las distintas áreas, como sensibilización y formación, violencia de género, estoy haciendo charlas y dinámicas de trabajo en institutos y colegios", relata la estudiante que hizo Bachillerato en Rute y quiso trasladarse a Málaga buscando una plaza en este nuevo ciclo. "Me está gustando mucho, hacemos las cosas con una gran ilusión y estamos aprendiendo más de lo que esperábamos incluso", afirma.

Desde lo más cercano y cotidiano, como puede ser el lenguaje, hasta el ámbito legislativo y político se aborda en este Grado Superior. En él se imparten módulos como Participación social de las mujeres, Promoción del empleo femenino, Habilidades sociales y Prevención de la violencia de género. "Ahora mismo no hay una salida laboral clara porque acaba de crearse el ciclo, pero hay que ir abriendo camino", estima la jefa de departamento. Tanto Carmen como su compañera Francis Sierra, de 43 años, tienen claro que en este campo se encuentra el desarrollo profesional que andan buscando. "Estudié Relaciones Laborales y he trabajado en la banca, pero necesitaba un cambio", explica Francis, que a pesar de sus dudas no perdió la ilusión de volver al instituto y retomar los estudios. "El ciclo está cumpliendo mis expectativas totalmente, mucho más de lo que creía, lo veo muy completo", agrega esta estudiante destinada en su formación Dual a la Diputación Provincial. "Tampoco pensaba que la Diputación tenía tanta cobertura en el tema de género", apunta satisfecha de los conocimientos que está adquiriendo.

Mario Carrasco es el único varón de la clase. Tras estudiar Bachillerato quiso seguir su formación "por el ámbito social, me lo ha inculcado mucho mi familia", señala. Algunos amigos de fuera se han reído de él por elegir estos estudios. Otros, directamente, le han colocado una etiqueta que no le corresponde. Pero dentro se ha sentido "muy bien acogido, nunca he tenido problemas, me llevo muy bien con mis compañeras", asegura. "Esto nos incumbe a todos", piensa y señala que unas clases a la generalidad de la población serían casi necesarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios