El guardia detenido por malos tratos era conocido por su conflictividad

  • Agentes de la Guardia Civil señalaron que había protagonizado varios incidentes

El agente de la Guardia Civil detenido el martes por maltratar por segunda vez a su ex pareja dentro de la Comandancia de Málaga era conocido por sus compañeros por su conflictividad, por lo que la noticia de su arresto no los sorprendió.

Efectivos del Instituto armado recordaron ayer que el detenido había protagonizado varios incidentes, algunos de ellos bajo los efectos del alcohol, y señalaron que la relación con su ex pareja era bastante conflictiva. No en vano, ya había sido detenido hace un año también por supuestamente maltratarla.

El último incidente lo protagonizó el martes. El agente, que en la actualidad no trabajaba por encontrase de baja, se dirigió el pasado martes hacia las viviendas de la Comandancia en las que residen los guardias civiles y sus familias y, tras una discusión con su ex pareja, comenzó a maltratarla.

Los ruidos alertaron a otros guardias, que acudieron al lugar en auxilio de la víctima y que detuvieron a su compañero.

El agresor fue puesto a disposición de uno de los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Málaga, que adoptó medidas cautelares contra él, entre ellas una orden de alejamiento, como adelantó ayer este periódico. Esta era la segunda vez que este agente es detenido como presunto autor de malos tratos a su ex pareja. Como consecuencia del primer arresto, la autoridad judicial decidió que la mujer permaneciese en la casa cuartel, que había sido el domicilio conyugal hasta que se acabó la relación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios