¿Cómo hacerse donante de médula ósea?

Hacerse donante de médula ósea no implica donar de inmediato. Consiste en manifestar la disposición a hacerlo cuando algún enfermo, en cualquier parte del mundo lo necesite. Para ello, queda asentado en una red internacional, el Registro de Donantes de Médula Ósea (Redmo). La decisión puede revocarse en cualquier momento. Pero es fundamental que el compromiso sea meditado y firme porque echarse atrás puede significar la muerte de un paciente. Y cuanto más próxima al trasplante sea esa marcha atrás, más pone en peligro la supervivencia del enfermo. Porque si una persona se hace donante y a los pocos meses -sin que aún ningún enfermo lo haya necesitado- se borra de Redmo, no supone un gran problema para los hematólogos. Pero si lo hace una vez que se ha constatado que hay un paciente compatible que necesita de su donación y cuando ya está preparado el trasplante, le resta posibilidades de supervivencia al enfermo.

Para ser donante de médula ósea hay que tener entre 18 y 40 años inclusive. A los 41 años ya las personas no se pueden inscribir en Redmo. Aunque los donantes que están en esa base de datos sí pueden donar hasta los 60 años inclusive. El tope para hacerse donante se pone a los 41 años primero porque debajo de esa edad son personas más sanas y segundo porque así los inscritos en el registro tienen más tiempo por delante para ser potenciales donantes.

Para la inscripción en Redmo, al donante se le extrae sangre para tiparlo. Es decir, para saber en el futuro con qué enfermo es compatible para una posible donación. No pueden ser donantes las personas que tengan enfermedades transmisibles (como hepatitis o sida, entre otras), los que hayan sufrido un proceso oncológico o los que padezcan enfermedades severas. Descartadas estas patologías y tipado el donante, se asienta en Redmo. No tiene mucho sentido hacer todos estos trámites por una persona que tiene pocos años por delante con posibilidades de donar. Por eso, la edad límite se ha rebajado hasta los 40 años inclusive.

En Málaga, las personas que quieran hacerse donantes pueden acudir -sin cita- a las unidades móviles del Centro Regional de Transfusión Sanguínea o bien a las instalaciones del CRTS ubicadas en el Hospital Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios