La firma de hipotecas vuelve a crecer en Málaga tras siete años de caída continua

  • El importe medio en la provincia para comprar viviendas fue el año pasado de 106.000 euros

La firma de hipotecas para la adquisición de viviendas vuelve a crecer en la provincia tras siete años de descenso continuado, aunque aún es pronto para echar las campanas al vuelo pues el volumen sigue siendo muy bajo. El año pasado se suscribieron en Málaga un total de 9.089 hipotecas en viviendas, lo que supuso un crecimiento del 8,3% respecto al ejercicio anterior, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se rompe una tendencia a la baja que arrancó en 2007 y que llegó a tocar fondo en 2013, con apenas 8.393 hipotecas. No obstante, el volumen se mantiene deprimido, hasta el punto de que es el segundo peor dato de la última década. No se puede comparar el número de hipotecas actual con el que se firmaba en el boom inmobiliario que se dio a mediados de la década pasada, pero la diferencia es abismal. El récord se alcanzó en 2006 con 59.833 hipotecas, es decir, 50.000 más que el año pasado. Aquellos datos, según reconocen tanto el sector inmobiliario como el financiero, no eran razonables ya que se rubricaban 160 hipotecas al día y eso derivó en la posterior morosidad y el colapso de bancos y cajas de ahorro de todos conocido. Se hinchó tanto el globo que se fue desinflando en los años posteriores a ritmo de vértigo, aunque en plena crisis el número de hipotecas firmadas era aún amplio (25.149 en 2009), ya que había miles de compradores que habían adquirido su vivienda dos años antes y que la recibían e iban al notario cuando la recesión ya era notoria.

La situación actual es otra y eso se ve reflejado en las estadísticas. Se firmaron 9.000 hipotecas en Málaga el año pasado pero se vendieron más de 22.000 viviendas, lo que demuestra que cada vez es mayor el número de personas pagan al contado. Los expertos señalan que suelen ser inversores que tienen en torno a 100.000 euros y que compran viviendas para alquilarlas. Otro aspecto a tener en cuenta es que, entre la reducción del precio y el cierre del grifo financiero, el importe medio de la hipoteca es menor. El año pasado fue de 106.000 euros, frente a los 160.000 euros de 2008.

El sector inmobiliario, poco a poco, se va recuperando. Francisco Martínez-Cañavate, presidente de Fadeco Promotores, aseguró ayer que se está absorbiendo el stock y que se prevé que vuelva a crecer el visado de viviendas en las capitales de provincia, donde hay una demanda embalsada latente con ganas de comprar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios