Una historia de 134 años repartida en dos edificios muy céntricos

  • El Banco de España estuvo primero en calle Córdoba y en 1934 pasó a su actual ubicación

Comentarios 1

Un decreto del 19 de marzo de 1874 concedía al Banco de España el privilegio del monopolio de emisión de billetes, algo que antes hacían otras entidades desde 1856. El Banco de Málaga lo hacía, se le ofreció la posibilidad de unirse con el Banco de España y se realizó la fusión. El Banco de Málaga cedió su sede por 200.000 pesetas de las de entonces y el mobiliario.

El 1 de octubre de 1874 firmaron el acuerdo Manuel Cantero, gobernador del Banco de España; Jorge Loring, marqués de Loring; y Tomás Heredia y Manuel Larios en representación del Banco de Málaga.

El edificio estaba situado en la calle Alameda Hermosa, actual calle Córdoba, y empezó a funcionar como Banco de España el 24 de octubre de 1874. Constaba de planta baja, principal, segunda y azoteas con una superficie de 572 metros cuadrados. El 30 de octubre de 1934, el Banco de España vendió el edificio a la Diputación Provincial de Málaga por 228.750 pesetas siendo el director Manuel Suárez de Figueroa y Serrano.

En 1934 comenzó la construcción de la sede actual en el Paseo del Parque (en esa época de la República). Las obras las dirigió José Yarnoz Larrosa y el edificio constaba de cinco plantas. Hoy en día es uno de los edificios emblemáticos de la capital y muchos turistas, según Miguel Ángel Traverso, se hacen fotografías en su puerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios