Los hogares de un solo miembro se disparan a 150.000

  • Las casas en las que vive sólo una persona superan en 4.000 a las ocupadas por dos

Ancianos y, en menor medida, jóvenes y divorciados conforman un núcleo social en auge: el de quienes viven solos. En este momento se calcula que cerca de 150.000 personas viven sin compañía en sus casas. El incremento de la esperanza de vida, sumada al retraso de los jóvenes en emparejarse y a otros fenómenos como las separaciones explican este fenómeno creciente.

La geógrafa de la Universidad de Málaga Carmen Carvajal estima en el trabajo que publica sobre la población en el libro La economía de la provincia de Málaga que entre 2001 y 2006 los hogares compuestos por una persona crecieron en más de un 65 por ciento, al pasar de 88.239 a 146.428 en solo un lustro.

En la actualidad, por tanto, los hogares que más proliferan son los aquellos que sólo cuentan con una persona. Superan en algo más de 4.000 a los de dos miembros.

Este ritmo se mantendrá sin freno en los próximos años. De acuerdo con las estimaciones de Carvajal, que se hace eco de las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), dentro de tres años los hogares formados por una única persona pasarán a ser 164.517. Es decir, entre 2006 y 2011 habrán aumentado otro 12 por ciento. Para 2016 se espera que vivan solas en Málaga 193.787 personas. Para entonces, de acuerdo con estas proyecciones, para entonces habrá 20.000 casas más con un único residente que con dos.

Explica la geógrafa Carmen Carvajal que el envejecimiento demográfico y la emancipación de los jóvenes "hace previsible que siga aumentando sobre todo el número de hogares compuestos por una o dos personas y, por lo tanto, la reducción del tamaño medio del hogar, pues los niveles de fecundidad harán que siga disminuyendo el número de hogares de más de cuatro miembros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios