Más de cien hosteleros se suman a la recogida del vidrio puerta a puerta

  • El servicio se pondrá en marcha previsiblemente a finales de este mes en algunas calles

105 de los 197 establecimientos hosteleros del centro histórico de Málaga encuestados han decidido sumarse de forma voluntaria al servicio de recogida puerta a puerta del vidrio que generan y al que se comprometió Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de estos residuos en España, después de que el Ayuntamiento de la capital le cediera el servicio a principios de este año. Restaurantes y bares en su mayoría, además de algunos establecimientos de música y un par de hoteles, han mostrado su interés por sumarse a esta iniciativa que permitirá la recogida y posterior reciclaje de este residuo en una zona donde se genera en abundancia dada la importante actividad hostelera y que, sin embargo, termina en muchos casos en la basura por la imposibilidad de colocar contenedores cerca.

Todos ellos han sido encuestados sobre sus hábitos a la hora de tirar el vidrio, la cantidad aproximada que generan y su disposición a colaborar en la recogida puerta a puerta que Ecovidrio pondrá en marcha de la mano de la empresa malagueña Molivisa, que es la adjudicataria del servicio de recogida de este residuo en la capital desde el pasado mes de enero.

Las conclusiones extraídas de estas encuestas han permitido estimar que gracias a este sistema se podrá aprovechar unos 7.000 kilos de recipientes de vidrio a la semana procedente del llamado canal Horeca, y que se calcula que representa alrededor de la mitad de todo el que se genera.

Según explicó el director del área de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Málaga, Luis Medina-Montoya, la idea es que el servicio de recogida de vidrio puerta a puerta comience a finales de este mes, una vez que "se hayan perfilado los recorridos y las zonas en las que se hará". Y es que aclaró que la recogida de este residuo no será así en todas las calles del centro histórico y señaló que se hará únicamente "en los sitios donde sea imposible ubicar un contenedor".

Aún así, el camión que se utilizará para la recogida, con capacidad para unas 3,5 toneladas, no podrá acceder directamente a algunos establecimientos por la estrechez o la afluencia de gente en algunas calles del casco antiguo de la ciudad. En esos casos, Medina-Montoya explicó que el vehículo se quedará en un punto determinado y serán los propios hosteleros o los operarios de Molivisa, según los casos, los que se encarguen de recoger los cubos con ruedas que Ecovidrio repartirá para depositar el vidrio que generen los bares y restaurantes.

En principio, se prevé que la recogida se haga en dos turnos diarios: uno a primera hora de la tarde una vez que hayan terminado los almuerzos del mediodía y otro por la noche después de las cenas.

Este servicio de recogida llamado puerta a puerta ya se lleva a cabo en el centro histórico de la capital con el papel y el cartón, debido también a la imposibilidad de ubicar contenedores específicos en algunas calles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios