El hotel de Moneo abre la puerta a más edificios en altura junto al río

  • La ampliación del Museo de Artes Populares y la casa de Fusionadas se beneficiarán del cambio del Pepri Centro contemplado para parte de la margen del Guadalmedina

Comentarios 4

El encaje urbanístico logrado por el Ayuntamiento de Málaga y la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para posibilitar la construcción del hotel diseñado por arquitecto Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros abre la vía para que otros proyectos en el entorno, como la ampliación del Museo de Artes Populares o la nueva Casa Hermandad de Fusionadas, elevan su altura a unos parámetros similares a los previstos para el edificio hotelero, que podrá alcanzar hasta los diez niveles, el doble de lo permitido en este momento.

Para que ello sea posible una comisión técnica integrada por representantes de ambas administraciones ya trabaja en una propuesta para modificar el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Centro, norma que rige las acciones urbanísticas en esta zona, al objeto de permitir superar las alturas vigentes a día de hoy.

No obstante, ambos organismos han optado por ampliar la franja de suelo sobre la que aplicar este cambio, con el fin de que no se interprete que con la variación de la norma se busca un traje a medida a la propuesta de Moneo, más aún después de que la misma haya recibido en los últimos cuatro años sendos informes negativos por parte de la Junta. En este sentido, según explicó el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, el escenario de aplicación a la margen izquierda del río Guadalmedina en el tramo comprendido entre la calle Especerías y el colegio García Lorca, ubicado en la trasera del Centro de Arte Contemporáneo (CAC).

El edil del PP expuso que en la modificación del Pepri Centro no se fijará una altura general para toda esta margen, sino que se analizará zona a zona, adecuando las plantas permitidas a lo ya construido. Díaz Guirado recordó que en este momento existen varios bloques construidos antes de la aprobación del plan urbanístico del casco antiguo que superan con creces los parámetros permitidos, con lo que esta variación de la norma permitirá su adecuación a la misma.

El trámite que conlleva esta modificación podría dilatarse varios meses. Sobre ello, el concejal de Urbanismo consideró factible que la aprobación definitiva de la misma será una realidad antes de mediados de 2011, plazo a partir del cual la empresa del proyecto, Promociones Braser, podría demandar la licencia de obras.

El acuerdo alcanzado por Junta y Ayuntamiento permite poner un punto y seguido a un proyecto cuyos orígenes se remontan a 2004 y que ha sufrido no pocos reveses por parte de la Administración autonómica, a la que corresponde autorizar cualquier cambio en el Pepri Centro, dando que esta parte de la ciudad está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). Hasta en dos ocasiones, los técnicos de la Consejería de Cultura emitieron informes negativos a la propuesta privada, que quedó estancada después de que la firma suscribiese un convenio con el Ayuntamiento para ajustar el hotel a la zona.

El responsable de Promociones Braser, José Luis López, dijo estar satisfecho porque es "el principio de una aprobación en firme del proyecto después de seis años". "En este tiempo hemos hecho una inversión importante y creo que es una actuación importante para la ciudad, ya que da solución a una zona como Hoyo Esparteros", comentó. López estimó que una vez ejecutado, el hotel dará empleo a un centenar de personas.

La intervención de Promociones Braser, cuya inversión rondará los 60 millones, contempla un hotel de cuatro o cinco estrellas, con unas 140 habitaciones; dos edificios de oficinas, y 220 plazas de aparcamiento subterráneas, 45 de ellas para el hotel y resto en venta para los residentes de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios