El idilio malagueño con su ciudad y con el actual alcalde

  • De la Torre recibe una nota de un 6,3 por su gestión en este último mandato por parte de un electorado que está satisfecho con la vida en una capital que cree que ha mejorado.

La burbuja malagueña. La encuesta de la empresa Commentia para este periódico refleja un amplísimo grado de satisfacción de los consultados con la vida en Málaga, una ciudad que la mayoría de los votantes cree que ha mejorado en los últimos cuatro años de gestión del actual alcalde. Ese optimismo se traduce en la puntuación que obtiene Francisco de la Torre como balance de su último mandato, un 6,3.

La aceptación de la labor de De la Torre en el periodo 2007-2011 es generalizada. Los votantes socialistas le otorgan un 5, mayor nota consigue entre los de IU, que le puntúan con un 5,4 y para los del PP merece un 7,4. Sólo hace falta comparar con el suspenso de un 3,8 con el que se marcha el regidor de Sevilla, Alfredo Sánchez de Monteseirín, según el último sondeo publicado por el Grupo Joly, editor de este periódico, para establecer las diferencias entre las dos principales urbes de Andalucía y sus regidores. El alto paro es lo único que rompe esa sensación que transmiten los ciudadanos de habitar en la Ciudad del Paraíso, como la definiera Vicente Aleixandre. Porque la crisis económica y la economía sólo aparecen como el cuarto problema más preocupante y a distancia de otros asuntos como la falta de limpieza, la inseguridad y el vandalismo.

El 75% de los malagueños se sienten satisfechos con su vida en Málaga, de ellos casi un 20% están muy satisfechos. Aunque son los votantes del PP, con un 81,9% los más contentos, el grado de felicidad también es notorio entre los electores socialistas y de Izquierda Unida, un 67,6% y un 66,7%, respectivamente. Los grandes insatisfechos son los votantes de otros partidos distintos a los tres hegemónicos y los que depositan sus papeletas en blanco; su malestar alcanza al 63%. Los hombres están más conformes que las mujeres y, por edad, los más entusiasmados son los jóvenes de 18 a 29 años. Por el contrario, el mayor descontento está entre los mayores de 60 años.

Desde hace cuatro años, más de la mitad de los preguntados opinan que la ciudad ha mejorado y un 28,7% afirma que ha empeorado. Esa evolución positiva la aprecian tanto los votantes del PP, en mayor medida, como los del PSOE. En Izquierda Unida hay un empate técnico al 40% entre los que ven el vaso medio lleno o medio vacío. La apreciación positiva de que Málaga está mejor que hace cuatro años alcanza a hombres y a mujeres de todas las edades.

En cuanto a la labor de los partidos, en el Ayuntamiento de Málaga sólo aprueba el PP con un 5,8 de nota media gracias sobre todo a la alta estima del electorado popular. Los socialistas suspenden con un 4,7 y ven rechazada su labor por el electorado del PP e IU. Un caso similar explica el 4 de puntuación de la coalición de Izquierdas, suspendida también por los del PP y PSOE. Los votantes socialistas dan ligeramente más nota al grupo municipal popular que la que le otorgan sus homólogos contrarios al grupo socialista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios