Unos 2.700 viajeros inauguran el servicio de Alta Velocidad con Madrid

  • La cifra duplica con creces a la registrada el año pasado. El primer tren salió de Málaga a las 6.36, un minuto después de lo previsto, porque los pasajeros querían fotografiarse junto al AVE

Málaga forma parte ya del selecto club de las ciudades con tren de Alta Velocidad. Un privilegio del que oficialmente disfrutaba desde el pasado domingo, cuando la línea fue inaugurada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero que no se hizo realidad hasta un día después. Unas 2.700 personas fueron las primeras en disfrutar del nuevo servicio ferroviario, que une la capital de la Costa del Sol con el centro de Madrid en apenas dos horas y media. Esta cifra supone un incremento de más del cien por cien respecto a las personas que utilizaron el trayecto con la capital de España en la misma fecha del año pasado.

La salida que pasará a la historia de la ciudad como la primera del nuevo servicio ferroviario se produjo a las 06.36, un minuto más tarde de lo previsto. El ansia de los pasajeros de esta original partida por retratar el momento hizo que los vagones del AVE tuviesen que esperar unos sesenta segundos para iniciar su trayecto desde la estación María Zambrano. Los sesenta viajeros de este tren alcanzaron los andenes de Atocha a las 09.32. En el sentido contrario, según informaron fuentes de Renfe, una locomotora arribó en la terminal malagueña a las 09.27, tres minutos antes del horario previsto.

La jornada de puesta en funcionamiento de la línea Málaga-Madrid pasó casi inadvertida en lo que a incidencias se refiere. Nada que ver con los problemas detectados en Valladolid, cuyo servicio de Alta Velocidad comenzó un día antes que el de Málaga. Allí los trenes han sufrido retrasos de hasta 40 minutos. A pesar de ello, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, entiende que las cuestiones surgidas en ambas líneas se están resolviendo con "celeridad y sin problemas", al tiempo que confió que conforme pasen estas jornadas se encajen los "pequeños desajustes" que pueda haber.

Asimismo, la titular de Fomento destacó "la gran apuesta que se está haciendo por transformar el país a través de los sistemas de transporte", en el objetivo de "cambiar las costumbres de los españoles y orientarlas hacia un mayor uso del ferrocarril".

Álvarez participó el pasado domingo en la inauguración de la línea de AVE Málaga-Madrid. En ese acto, destacó la trascendencia de este hito para la capital malagueña, al abrir "una nueva puerta al futuro y la esperanza". En esta línea, la ministra malagueña subrayó el empuje que la infraestructura ferroviaria va a suponer para la economía de la ciudad.

Desde que Renfe comenzó la venta de billetes de este servicio el pasado 19 de noviembre, ya se han despachado más de 30.000 pasajes. La previsión de la compañía es que a lo largo del año 2008 usen esta línea de Alta Velocidad 1,7 millones de viajeros. Ésta ascenderá a los dos millones en 2009, lo que implica duplicar los números actuales del trayecto.

Los precios de los billetes oscilan entre los 76 euros por trayecto en clase Turista, cuantía que baja a los 30 euros si se usa la tarifa Web. Este último servicio requiere del cumplimiento de un doble requisito: La adquisición del mismo a través de internet (www.renfe.es) y con una antelación mínima de quince días.

La línea Córdoba-Málaga, que ha supuesto una inversión de unos 2.539 millones de euros, discurre a lo largo de sus 14,3 primeros kilómetros por la que une Madrid y Sevilla. Posteriormente, el trazado se desvía a través del enlace de Almodóvar del Río tras rebasar la estación cordobesa, sumando desde este punto y hasta la de Málaga 154,5 kilómetros. El recorrido entre las dos ciudades andaluzas se reduce ahora a unos 55 minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios