Desastre ambiental en la provincia de Málaga

El incendio de Pujerra arrasa una zona protegida de enorme valor ecológico

  • El Infoca no dio hasta ayer por extinguido el peor siniestro de los últimos diez años y que ecologistas y sindicatos critican que se podría haber evitado si el dispositivo hubiera estado operativo al cien por cien

Comentarios 4

Ha sido el peor incendio forestal ocurrido en la provincia de Málaga desde el que en 2001 calcinó unas mil hectáreas en la Sierra de Mijas. El siniestro que se originó el pasado sábado en Pujerra , y que no se dio por extinguido hasta última hora de la tarde ayer tras más de tres días activo, ha arrasado más de 750 hectáreas forestales, la mayoría incluidas en una zona de alto valor ecológico que estaba incluida dentro de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo entre Andalucía y Marruecos, además de gozar de la figura de protección de Lugar de Interés Comunitario (LIC) Valle del Genal y ser parte de la superficie que había sido propuesta como futuro parque nacional de Sierra Bermeja.

El desastre ecológico sin precedentes en la provincia que ha dejado tras de sí las llamas de este incendio , considerado el primer gran siniestro en los dos últimos años en toda la comunidad andaluza, podría haber sido de menor dimensión si se hubiese previsto reorganizar el dispositivo del Infoca y dotar más retenes de guardia para las tareas de extinción ante la evidente y grave falta de lluvias de este invierno. El dispositivo desplegado por el Infoca en los primeros momentos del incendio declarado en el paraje del cuestionado en diferentes ámbitos, como es el caso de los ecologistas y también algunas centrales sindicales, como CCOO, que consideran que hubiese sido necesario el contar con un mayor número de personal disponible.

En estos momentos, en un periodo considerado como de bajo riesgo de incendios , lo establecido en el convenio de los trabajadores de la Agencia de Medio Ambiente y Agua establece que las dotaciones que deben estar de guardia en caso de un siniestro no sean un 25% de la plantilla, con la obligación de estar disponible en un plazo máximo de una hora. Según pudo saber este periódico, el resto de personal no tiene obligación de estar localizable, al encontrarse de descanso. En este sentido, según explicó el delegado de CCOO en la Agencia de Medio Ambiente y Agua, Francisco Moral, los trabajadores del Infoca en estos momentos están realizando trabajos preventivos durante las mañanas de lunes a viernes, mientras que están de descanso durante las tardes y los fines de semanas. Fuera del horario de mañana, el único personal disponible es el de guardia designado en los cuadrantes de trabajo, dijo.

Además, tras lo ocurrido en Pujerra , también se mostró partidario de que se estudie una reorganización para contar más efectivos, para lo que sería necesario el modificar la calificación de riesgo. De hecho, recordó que en la provincia de Málaga se prolongó el periodo de alto riesgo hasta el mes de octubre del año pasado, por lo que "es una acción que se puede acometer en función de las condiciones climatológicas".

Por otra parte, la calificación de época de bajo riesgo de incendio también provoca que el personal que no es fijo no se encuentre activo, lo que "hace que algunos de los retenes no cuenten con los siete efectivos que lo componen", aseguró el responsable sindical. Las críticas ante la falta de planificación, que también fueron confirmadas por miembros del propio dispositivo contra incendios, fueron rechazadas por el delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Fernández España, que aseguró que el dispositivo contra incendios "está garantizado todo el año", aunque reconoció que en esta época se compatibiliza esa disponibilidad con las tareas de prevención.

Pero de momento y a pesar de que apenas ha llovido y de la gravedad de este incendio, la Junta de Andalucía no prevé adelantar la época de riesgo normalmente fijada entre el 1 de junio y el 15 de octubre. Ya lo dijo el consejero de medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, el pasado lunes en su visita a Málaga. Sin embargo, el Gobierno andaluz ya lo hizo en 2005 después de un invierno muy seco y el enorme riesgo de incendio que existía ene se momento en la provincia. El dispositivo de extinción se activó cinco meses antes de lo previsto, sin que hubiera habido como este año un siniestro de tales dimensiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios