Un incendio impide el paso de 30 trenes y afecta a miles de viajeros

  • El fuego se localizó en una nave donde se almacenaba madera junto a las vías del tren en San Andrés · Los usuarios fueron trasladados por carretera en autobús

Un incendio en una nave ubicada en la calle Bodegueros, junto a polígono San Rafael de la capital malagueña, obligó ayer a cortar las circulaciones ferroviarias en la zona de San Andrés. Desde las 16:40 horas no se permitió que ningún tren de Cercanías de las líneas a Fuengirola y Álora pasara por la zona, así que ninguno pudo entrar o salir de la estación María Zambrano. Tampoco pudieron hacerlo dos trenes de Media Distancia a Sevilla. En total, una treintena de trenes y miles de viajeros, ya que el servicio no fue restablecido hasta las 20:45.

Además, según informaron fuentes de la Policía Local, una treintena de personas tuvieron que ser desalojadas de las naves aledañas al lugar de las llamas para prevenir accidentes. El fuego se encontraba a tan sólo cuatro metros de las vías, lo que causó que se suspendiera el tráfico ferroviario, según informaron a primera hora de la tarde fuentes del Servicio de Emergencias 112.

Los que no se vieron afectados fueron los diversos trenes de alta velocidad de la líneas Málaga-Madrid y Málaga-Barcelona, ni las lanzaderas Avant Málaga-Córdoba-Sevilla ya que éstos circulan por las vías de ancho internacional soterradas bajo tierra y que no tuvieron que ser cortadas por las llamas de la nave.

Desde que tuvo conocimiento del suceso, los técnicos de Renfe iniciaron un gran dispositivo para poner a disposición de los usuarios autobuses gratuitos con los que poder continuar su viaje y dirigirse a las estaciones donde pudieran tomar sus trenes o llegar a sus destinos. En las dos líneas de Cercanías el trayecto fue entre la estación María Zambrano y San Andrés, mientras que los Media Distancia a Sevilla fue entre Málaga y la estación de Cártama. La empresa ferroviaria no pudo contabilizar hasta última hora de la noche el número de personas afectadas por la suspensión del tráfico ferroviario, aunque la cifra pudo rondar las 10.000 personas, teniendo en cuenta que, de media, los trenes de Cercanías transportan a unas 350 personas.

Hasta el lugar donde se produjo el fuego se desplazaron numerosos efectivos de bomberos con varios vehículos especializados que extinguieron el fuego rápidamente a pesar de la cantidad de madera que se almacenaba en la nave, al parecer propiedad de la empresa Sacyr, ejecutora del soterramiento de las líneas del tren a su entrada a la capital malagueña. Sin embargo, los operarios permanecieron hasta última hora de la tarde porque las llamas habían afectado a un muro que se agrietó y tuvieron que echar abajo para evitar males mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios