El indigente fallecido en Málaga sufrió un deterioro orgánico

  • La Asociación pro Derechos Humanos exige responsabilidades políticas

El indigente hallado el lunes por la mañana en los jardines de la Plaza de la Solidaridad de la capital malagueña murió, según confirmó ayer la autopsia, de un "deterioro orgánico importante", como explicaron fuentes del Instituto de Medicina Legal.

Los expertos destacaron que se trata de una muerte natural, como consecuencia de una patología o enfermedad que ya padecía esta persona. Sin embargo, destacaron que las condiciones de vida "han contribuido indudablemente, ya que no es igual una persona enferma que se cuide en casa, a alguien que viva en la calle".

El fallecido, de nacionalidad polaca y de unos 50 años de edad, fue hallado por los transeúntes, que avisaron a la policía para que procediera a hacerse cargo. Además, la Policía Nacional aclaró que no presentaba signos evidentes de violencia, algo que ha terminado confirmando la autopsia.

Por otra parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) exigió ayer responsabilidades a las instituciones públicas por la muerte del indigente malagueño y de otro mendigo que falleció la pasada Nochevieja en Sevilla por un coma etílico.

El portavoz de APDH-A, Miguel Ángel Leal, dijo que habría que dar un "toque de atención" a las autoridades por estas muertes, ya que, según dijo, "están más preocupadas por el hecho de que la ciudad luzca bonita durante las fiestas navideñas y por el desarrollo económico de la ciudad que por los indigentes en las calles, sufriendo las bajas temperaturas".

En esta línea, indicó que las instituciones no deberían "estar tan tranquilas" y pasar por alto el hecho de que dos mendigos hayan muerto en un breve período de tiempo en las calles, algo que tildó de "alarmante". Además, insistió en que las políticas sociales "siguen siendo de su competencia" y que en los centros de acogida "generalmente suele haber lista de espera".

El primero de los indigentes fallecidos, de 52 años de edad e identificado como M.S. moría el día 31 de diciembre, en el entorno de la Plaza de la Encarnación de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios